la información que buscás.
domingo, 29 de noviembre 32ºC Buenos Aires
Max: 32ºC | Min: 31ºC
TENDENCIAS

10 consejos para afrontar mejor esta crisis y ser positivos

9 de abril de 2020

Contrarrestar las emociones negativas y a encontrar un equilibrio.

La situación de aislamiento social y miedo al contagio de una enfermedad potencialmente tan grave como el COVID-19 es algo nuevo y genera mucha ansiedad e inseguridad.

La neuroplasticidad hace posible que entrenemos a nuestro cerebro para ser más felices y positivos, ahora es un momento de responsabilidad individual y de responsabilidad colectiva para enfrentarnos a los retos que tenemos delante.

Aquí van 10 consejos que nos ayudarán a ser más positivos y a ver un poco de luz más allá, como hacer un poco de dieta informativa, leer, practicar yoga y meditación, y realizar actividades que nos suban el ánimo y contribuyan a contrarrestar las emociones negativas y a encontrar un equilibrio:
1.No mirar constantemente las noticias, porque hay gente que está todo el día enchufado a la radio o a la televisión, o a través del móvil, y hay que hacer un poco de dieta informativa porque no es necesario estar informado al minuto y hacerlo puede provocar mucha ansiedad.

2. Comer sano y evitar los productos procesados es también muy importante. Ahora tenemos más tiempo para cocinar y tenemos la suerte de vivir en un país donde disponemos de productos sanos, de la tierra. Cuanto más cerca esté el origen de los alimentos que consumimos, mejor. Es fundamental que nuestra alimentación se base sobre todo en fruta, verdura, pescado, legumbres, frutos secos y, en general, en productos no procesados. También es conveniente que la dieta sea ligera porque realizamos menos actividad.

3. Actividad física. Es necesario moverse, porque aunque estemos en casa ahora hay muchas iniciativas que nos ofrecen actividades dirigidas, desde tablas de gimnasia, de yoga, de meditación activa…, la cuestión es dedicar un tiempo cada día a hacer alguna actividad en casa.

4. Establecer pequeños objetivos diarios que nos ocupen, porque es mejor estar ocupado, que preocupado. La gente que hace teletrabajo ya sabe que tendrá el día ocupado, pero en el caso de las personas que no tienen otra actividad ponerse un pequeño objetivo diario, aunque sea reordenar un armario, les puede ayudar a desconectar.

5. Mantener el contacto con la familia que no tengamos en casa y con los amigos. Esta parte social es muy importante. Yo por ejemplo tengo un grupo en el que hacemos cinefórum en inglés y ahora nos estamos organizando para hacerlo el domingo online. Es decir, fomentar las relaciones sociales, aunque sea online.

6. Darse permiso para sentir las emociones que esta situación nos provoca. Hay un abanico de emociones, igual no muy positivas, que nos pueden afectar ahora debido a la incertidumbre porque hay mucha gente enfermando y muriendo, y esto nos puede generar emociones que tienen que ver con la preocupación, con la ansiedad, con el miedo, con la tristeza… Y está bien que nos lo permitamos, que nos escuchemos, pero tratando de encontrar el equilibrio entre esto y poner atención a cosas que nos gusten y nos nutran o, como mínimo, que nos hagan sentir útiles. Es decir, poder compensar esas emociones negativas con otras más positivas que vengan de hacer ese tipo de cosas que nos gustan, para no quedarnos atrapados en una emocionalidad negativa.

7. Repensar nuestra vida. Ya que estamos confinados, también es un buen momento para aprovechar a hacer balance de nuestra existencia. Si algo positivo podemos sacar de esto es saber que lo que está sucediendo en el planeta nos está diciendo que hay cosas que tenemos que cambiar, y que eso empieza por el trabajo de uno mismo, manteniendo un buen estilo de vida, una vida coherente entre lo que piensas, lo que sientes, y lo que haces. Una buena noticia es que en ciudades como Madrid o Barcelona, que normalmente están súper contaminadas, ha bajado la contaminación en un 60%. Estos datos creo que nos están dando una información de cómo tenemos que repensar el futuro que queremos.

8. Mantener un ritmo de rutinas que ayuden a aprovechar el tiempo. Al cerebro, por ejemplo, le van muy bien estas rutinas; eso quiere decir que sigas yendo a dormir a la misma hora y duermas las horas necesarias, y sigas un ritmo adecuado de comidas.

9. Meditar diariamente, que es algo que yo aconsejo muchísimo. El cuidado del cuerpo sería la dieta, el ejercicio y mantener rutinas saludables como un buen descanso, y la meditación nos ayuda a mantener un equilibrio mental que contribuye a mantener una actitud positiva.

10. Recordar que todo esto va a pasar. Que todo pasa, y esto también pasará. Visualizar ese futuro es importante.

(Lic. Gemma Sala/webconsultas)

ÚLTIMAS NOTICIAS