la información que buscás.
lunes, 30 de noviembre 19ºC Buenos Aires
Max: 19ºC | Min: 18ºC
TENDENCIAS

Alicia Plante: “La gente suele estar demasiado segura de las cosas que dice y piensa” [+podcast]

15 de noviembre de 2020

“El menor”, su nueva novela, es la historia de un hombre que va en busca de su hermano, pero termina encontrándose a sí mismo.

Tomás Rodríguez Periodista

Dos hermanos, Martín y Nico. La relación nunca fue fácil, eran muy distintos. El primero se convirtió en un prometedor ingeniero en ascenso, el segundo en un editor bohemio con penurias económicas. Un día Nico desaparece, nadie sabe dónde fue, y Martín emprende una investigación para tratar de averiguarlo. Entrevista a personas, visita lugares, vuelve a su pueblo natal. Al principio quiere encontrar a su hermano, pero su búsqueda desata cuestionamientos sobre la identidad, la relación con el pasado, la búsqueda de los orígenes, y la memoria.
De todo eso habla “El Menor”; la nueva novela de Alicia Plante, publicada por Editorial Adriana Hidalgo al igual que sus otras novelas. Escritora, además de psicoanalista y traductora, Alicia tiene varias novelas en su haber, como “La sombra del otro”, “Fuera de temporada” y “Una mancha más”. Las describe como “novelas negras”, que sirven como excusas para hablar de temáticas sociales: la violencia, los patrones sociales de conducta, la marginalidad, la corrupción policial. Hoy en metaLetras, Alicia Plante…

– ¿Cómo surgió la idea de esta especie de “policial familiar”?
– Es muy difícil contestarte porque la fantasía no tiene límites y la realidad tampoco. El comienzo de la idea fue que muriera el padre de un amigo. Le escribí por mail diciéndole cuánto lamentaba la muerte de su padre, que sabía que había sido una persona importantísima en su vida. ¡Y me encontré hablándole de la muerte del mío en el mail! (Ríe)

– Usted cuenta algo de eso en la solapa de la novela.
– Eso es real. Esa es la forma en que empezó. Nosotros no somos marcianos, no venimos de otro planeta, somos parte de este mundo. Lo cual significa que hemos estado desde el primer momento de nuestra vida en contacto con otra gente. Entonces la ficción es ficción “hasta ahí”. Porque no se quien dijo, y es una gran verdad, que todo lo que escribimos es autobiográfico. En el caso de esta novela esta presente mi viejo, como también digo en la solapa. y mi tío rico, como yo le decía en broma -y no tan en broma- pero hasta ahí estaban, donde me hicieran falta. Los personajes de la novela no son ni mi viejo ni mi tío. Use rasgos de ellos y lo que más usé fue el vínculo. Como yo lo imagino, porque yo fui la menor de las tres hijas que tuvo mi viejo con mi vieja. Yo no vi el vínculo con ellos, pero vi los efectos. Vi como se relacionaba él con mi viejo, la rivalidad que existía. Y también lo vi funcional a este tío poderoso, como se comportaba con nosotros, con su hermano menor, con sus hermanas mujeres. Era un tipo muy patriarcal, eso no está en la novela.

– Hay un momento donde él dice algo que cree que no es sexista, pero la hija de Nico lo mira reprendiéndolo porque lo que dijo es algo sexista.
– Hay algo de eso, sí. Hay cosas, detalles, aspectos que tienen que ver con quienes fueron mi familia. Pero yo no hice ningún esfuerzo por retratarlos. Nunca es mi propósito retratar a nadie. Yo me sirvo de los perfiles de la gente que interesa y los uso, en algunos casos con la autorización de los interesados. Por ejemplo mi investigador, que también aparece en “El menor”, Leo Rezcnick, es un amigo real, y yo lo uso en todas las novelas de esta especie de miniserie negra que me publica Adriana Hidalgo. Siempre está leo, y él sabe. Yo lo charlé con él al empezar la primera de esa serie, que es “Una mancha más”, le dije, “Leo, ¿a vos te molestaría?”. En fin, estuvo más que dispuesto. Yo tengo la autorización de varias de las personas cercanas de las que me he servido -es medio jodido decir eso, ¿no?- “usado aspectos de sus personalidades y de sus historias”.

– Escuchando tu relato en relación a la génesis de tu pregunta, esto que decís: la relación con el otro. La relación de Martín con su hermano…
– Todo eso es ficción. Mi viejo nunca desapareció y mi tío nunca lo buscó.

– De alguna manera lo que se ve en la novela es que Martín se modifica mucho.
– Muchísimo.

el menor libro alicia plante

– ¿Cuánto de tu psicoanalista usás en la escritura? Porque en la novela se ve que la identidad, la construcción de la identidad, en buena medida se construye en relación al otro.
– Indudablemente. Así es la realidad. Nosotros somos “frente al otro”, frente al mundo que nos rodea. Yo he sido determinada por mi viejo, mi relación con él, con mi madre, con mis hermanas. Como vos, seguramente. Los vínculos nos llenan con alegría, confianza, tesón, nos convence de que es necesario el esfuerzo de hacer la vida lo más rica posible, o nos hunde en la depresión. Como psicoanalista, más bien como psicóloga, yo uso constantemente la formación “académica” digamos. Suena tan pomposo. “Mis estudios”, ahí está. Empleo lo que se de psicología en la fabricación e invención de los vínculos de mis personajes. Trato con mucho cuidado de que sean verosímiles. porque no siempre lo son, ni en la literatura ni en el cine.

– Cuando Martín entrevista a los vínculos de Nico, su mujer, sus afectos, gente que los conoció cuando eran chicos, de repente se encuentra con cosas que le hacen pensar “Nico no es así”. Y ese es el recorte que él tiene de Nico…
– Claro, porque estaba tratando de saber quién era él mismo. Uno “es” en relación a otros. Uno es el producto de sus relaciones y de como las vivió, y como funcionaron los demás. Pero yo no quiero que nos metamos en un análisis psicológico…

– ¿Es un policial posmoderno?
– No, no es un policial posmoderno, es una novela negra. Es algo completamente distinto a un policial.

– Porque hay una cuestión social de fondo.
– Claro. Se mete con lo profundo. Esa es mi visión de la novela negra. Cuestiona todo, todo lo pasa por el filtro de la duda. Es la mas sabia y escaza de las actitudes humanas. La gente suele estar demasiado segura de las cosas que dice y piensa, y dudar nos hace investigar. Si no hubiera duda la ciencia todavía estaría con una lupa tratando de ver que hay en la materia. El progreso es porque se duda de lo que se tiene. Y aun así es inalcanzable. La verdad es muchas verdades. O en todo caso es una entelequia que no importa, porque de lo que tenemos conciencia y constancia es de sus efectos.

– En la novela pareciera que la identidad es una especie de construcción de sentido.
Indudable. Nico es, para tanta gente, alguien distinto de lo que Martín cree saber, que él empieza a dudar. Y cuando empieza a dudar descubre muchas cosas importantísimas. Descubre la falsedad de las cosas que le importaban hasta ese momento, que su vida y sus objetivos eran falsos. Tanto sus principios como sus fines tiene que cambiar, y los cambia. Pero no es una decisión, se le derrumban. Y se cree -cree, por un momento- solo, y en realidad no. Porque se anima a estar consigo mismo, a aceptar como es, a “aceptar-se”. Eso es un crecimiento impresionante que a veces hacemos, nosotros, la gente. Que yo hice, por ejemplo, cuando me detuve a pensar que mi viejo era algo más que mi viejo. Era algo que iba más allá, era una persona, un hombre.

– El problema es que para buscar a Nico el empieza a renunciar a muchas cosas que le importan. ¿Saber la verdad implica perder cosas?
– A lo mejor si. La palabra “cosas” es tan imprecisa que no sabemos de que estamos hablando cuando decimos “cosas”. Porque no son cosas materiales. El pierde cosas materiales, también. Pero encuentra otras que son vitales. “Vital” es una palabra que se usa para la salud, el cuerpo, la supervivencia. Pero “vital” en el sentido de “calidad de vida”, de que la vida tenga sentido. Si vos perdés el laburo, tu mujer, tus relaciones personales, tu hermano, pero ganas respeto por vos mismo, y una forma diferente de mirar a los otros, y a vos mismo en relación con los otros, pierde importancia si ganas o perdés cosas.

alicia plante escritora foto

– ¿Cómo ves la Argentina en este momento?
– Qué brava esa pregunta (Ríe). Yo en este momento veo que la Argentina tiene una enorme posibilidad, que no pasa por el dólar, que ni siquiera pasa por la pandemia. La posibilidad de lo mismo que yo planteo en mi novela: dudar y descubrir cosas más importantes que las que siempre se creyeron. Siempre se creyó en que los objetivos deben ser el éxito, el desarrollo personal. Creo que están en juego valores muy diferentes y mucho más importantes. Parecería que estamos en la vereda opuesto de esto. Y tal vez lo estamos, pero bueno, yo tiendo a ser más bien optimista en general. Y creo que es posible de que la Argentina pueda hacer grandes descubrimientos si la gente se anima a dudar y a pensar más en el otro. Es tan sensiblero esto, ¿no? Y sin embargo hay una frase de Cristina Kirchner que a mi me pegó muy profundamente que es “la Patria es el otro”. Creo que esa frase, si pudiera convertirse en un saber general de la gente, todo sería bastante distinto. no era mi intensión mostrar una apreciación política, pero a veces no se puede evitar. Y también tiene que ver con quién somos.

– ¿Quién debe y quién no debe leer “El menor”?
– Bueno, esa es una pregunta sin respuesta. Yo no te se decir. A mi me gustaría que lo leyera todo el mundo. Yo conocí a un tipo cuyo padre era pintor pero había usado toda su vida una sola tela, porque pintaba encima de lo que había terminado. Eso es terrible, y es casi psicótico porque uno crea de la nada para el otro. Sino no tiene sentido. Pintar arriba de lo que pintaste o escribir arriba de lo que escribiste es psicótico, porque va en contra de la propia naturaleza del esfuerzo. Piglia dice una cosa muy importante: “lo que se escribe termina de ser escrito cada vez que es leído, porque cada lector lo reescribe desde su forma de sentirlo y de recibirlo”. Hoy no se lee al Dante, o a Dostoyevsky, o a Proust, o a cualquier gran escritor de la forma en que se lo leía en la época en la que apareció el escrito. Porque las mentalidades varían y la forma de entender la realidad varía. Qué se yo qué decirte. ¡Me encantaría que lo leyera todo el mundo!

ÚLTIMAS NOTICIAS