la información que buscás.
martes 15 de octubre 9ºC Buenos Aires
Max: 11ºC | Min: 8ºC
viewit

Clásicos en pareja: programas para armar

15 de agosto de 2019

“Angustia de un querer” y “Algo para recordar”. Quienes las vimos, nunca las abandonamos.

Carlos Morelli Cine +.

Si la edad los habilita, alguna vez (o más de una) pueden haberlas visto juntas en la mejor (o peor) sala del barrio de cada uno. Si no pertenecen a la era de los programas dobles, descendientes adelgazados de los programas triples (que a veces enfrentaban el embate de los programas cuádruples), algún tío o abuelo pueden haberlos inducido a buscarlas en Internet o, en un giro más investigativo y romántico, a encontrarlas en los preciosos anaqueles de comercios especializados en la conversión al consumo hogareño del gran cine que fue.

Periódicamente vamos a volver sobre aquellos clásicos que se hicieron pareja en la cartelera, o a los que enlazamos nosotros en la memoria, en la nostalgia y en una ponderación de afinidades. Y en cada caso quedará la propuesta de un programa para armar y volver a gozar, o vivir la maravillosa aventura del descubrimiento.

Primera sugerencia, bajo los reflectores y con la musiquita de la Fox (perdón, de la Twentieth Century Fox): “Angustia de un Querer” y “Algo para Recordar”. Celebérrimo programa “de amor y para llorar” en Cinemascope, color by de Luxe, y sonido estereofónico (donde había).

El título original de la primera es “Love is a Many Splendored Thing”. Data de l955 y se estrenó en la Argentina el 19 de julio del año siguiente. Fue dirigida por Henry King (y parece que había un codirector, Otto Lang, ausente en los créditos). La pareja protagónica: William Holden y Jennifer Jones. O Mark Elliott y la Doctora Han Suyin: un corresponsal norteamericano en Hong Kong durante la revolución comunista china y una médica de ascendencia china/europea. Él, casado; ella, viuda. La pasión los envuelve, el devenir histórico los amenaza y la eternidad los espera. Ganadora de tres Oscar: Vestuario, Música y Canción Original, escrita por Webster y Fain y cantada por coros angelicales. Entre 1967 y 1973 la televisión norteamericana produciría una serie en episodios a manera de secuela.

“Algo para Recordar” tenía como título original “An Affair to Remember”. Es de 1957 y se estrenó entre nosotros el 25 de julio del mismo año. Su director fue Leo McCarey y la obra era la “remake” de un film, “Love Affair”, que él mismo había realizado en 1939, y que en la Argentina se había conocido como “Cita de Amor”. Los personajes allí interpretados por Charles Boyer e Irene Dunne fueron encarnados esta vez por Cary Grant y Deborah Kerr. Él, Nicky Ferrante, un “play boy” a punto de casarse; ella, Terry McKay, una cantante de locales nocturnas con su propia vida sentimental. Se conocen, se enamoran y acuerdan darse un tiempo para desarmar sus vínculos actuales y luego reencontrarse en la terraza del Empire State neoyorquino, exactamente seis meses más tarde. Ambos van a cumplir con esa cita, pero él llegará y ella no. Después… El film tuvo cuatro nominaciones para el Oscar pero ninguna prosperó. Habría una tercera versión del mismo asunto en 1994, titulada como la primera, dirigida por Glenn Gordon Carson, y con el matrimonio Warren Beatty-Annette Bening. Y una cuarta en 1999, hecha por la cinematografía de la India, titulada “Mann”, y dirigida por Indra Kumar.

“Angustia de un Querer” y “Algo para Recordar”. Quienes las vimos, nunca las abandonamos. Los demás, seguramente alguna vez deben haber escuchado sus imantados temas musicales. Si pueden conseguir las imágenes asociadas a esos pentagramas, la experiencia los trasladará a un Hollywood acariciable y acariciante.

ÚLTIMAS NOTICIAS