la información que buscás.
lunes, 26 de octubre 15ºC Buenos Aires
Max: 16ºC | Min: 14ºC
TENDENCIAS

Coronavirus: Murgas porteñas diseñan su protocolo

24 de septiembre de 2020

Más de 100 agrupaciones del carnaval presentaron su propuesta al Gobierno de la Ciudad.

Febrero es el mes en el cual las calles se llenan de colores, donde los y las murgueras salen a rumbear por las avenidas de Capital Federal, pero el próximo año será distinto. A raíz de la emergencia sanitaria causada por el COVID-19, más de 100 murgas, que deberían haber empezado a ensayar en el mes de junio, diseñaron y presentaron un protocolo para comenzar con los ensayos, atentos a las restricciones impuestas por la pandemia y cuidando, ante todo, la salud de los y las integrantes de cada agrupación.

Las murgas se vienen reuniendo de forma virtual desde hace varios meses, con el fin de determinar cuales son las posibilidades de realizar el próximo carnaval y de que manera sería el mismo, atendiendo y entendiendo que todavía no hay una vacuna para el virus y que se deberá cumplir con la distancia social establecida desde el mes de marzo. En la gacetilla de prensa difundida, se explica que “el objetivo es mantener vivos los festejos del dios Momo, la histórica y popular celebración, y seguir fomentando la identidad social y cultural de los barrios”.

El protocolo establece que los ensayos se realicen en lugares al aire libre, como plazas, parques o anfiteatros. De ser en un lugar cerrado como salones, será imprescindible “la sanitización del espacio antes, durante y posteriormente a la actividad”. También se establece que las prácticas sean con una cantidad restringida de gente, por “bloques” y se plantea, no solo la desinfección constante de los instrumentos utilizados e individual, sino también el uso del tapabocas y la restricción de los horarios.

Se espera que el Gobierno de la Ciudad apruebe cuanto antes el protocolo presentado, para que las murgas porteñas puedan volver a ensayar y de esta manera, prepararse para un Carnaval 2021 diferente. De igual manera, febrero le pertenece a Momo y eso no se puede cambiar. Con distancia social, tapabocas y sanitización, el festejo puede funcionar, y esperemos que así sea.

Temas relacionados

ÚLTIMAS NOTICIAS