la información que buscás.
martes, 22 de septiembre 17ºC Buenos Aires
Max: 18ºC | Min: 16ºC
TENDENCIAS

Doble crimen en Congreso: llegó al país desde Uruguay “Cebolla” Navarro Cádiz

18 de mayo de 2019

El principal sospechoso de haber disparado contra Olivares y Yadón fue llegó en un avión desde Montevideo. Está previsto que lo lleven a Tribunales.

La investigación del doble crimen en Congreso del que fueron víctimas el diputado Héctor Olivares (61) y el funcionario Miguel Yadón (58) ingresó en una nueva etapa.

El viernes por la noche llegó a la Argentina Juan José “Cebolla” Navarro Cádiz (25), el principal sospechoso de haber disparado contra Olivares y Yadón en la plaza del Congreso el jueves de la semana pasada a las 6.51.

“Cebolla” arribó al Aeropuerto Internacional de Ezeiza en un avión Cessna Citation 500 de la Policía Federal Argentina (PFA) que lo fue a buscar a Montevideo, donde estaba detenido desde el viernes de la semana pasada.

Con un operativo especial, el acusado de haber matado a balazos con una pistola calibre .40 al funcionario y al diputado está siendo trasladado al Departamento Central de Policía ubicado en avenida Belgrano al 1500, en Capital. Allí tendrá que realizar una serie de trámites administrativos y luego está previsto que sea trasladado a Tribunales, donde lo esperan el juez Mariano Iturralde y la fiscal Estela Andrades, a cargo de la investigación por el ataque en Congreso.

Antes de ser indagado, “Cebolla” deberá reunirse con su abogado Ramón Arigós para definir la estrategia de su declaración. Hasta ahora, los otros acusados que tiene el caso lo culparon a él por los disparos.

Este mismo viernes que Navarro Cádiz llegó al país, la Policía detuvo a un séptimo sospechoso por el ataque. El nuevo personaje involucrado en la trama es Castro Iglezias Montoya (59), alias “Riki” o “Brasilero” por su nacionalidad. El hombre es suegro de Navarro Cádiz y primo de Luis Cano (65), también detenido en la causa. Al igual que este último, “El Brasilero” está en la mira de la Justicia por haber participado de la reunión previa al ataque en el bar “36 Billares” de Avenida de Mayo al 1200, según la declaración del “Gitano” Juan Jesús Fernández (42).

El “Gitano” es el que manejaba el Volkswagen Vento del que salieron los disparos que mataron a Yadón y a Olivares. Arriba de ese auto estaba también Navarro Cádiz, a quien hasta ahora todos los detenidos en el caso lo culparon de haber realizado los disparos. Por eso es importante la declaración del “Cebolla”, que fue detenido el viernes de la semana pasada en el Hotel Ibis de Montevideo y una semana lo trasladaron a la Argentina, luego de que la Justicia uruguaya concediera su extradición.

El caso tiene involucrada a una familia de la comunidad gitana, ya que todos los detenidos guardan alguna relación de parentezco entre sí. A partir de esas relaciones, la ministra de Seguridad Patricia Bullrich habló de un “clan mafioso”, aunque los investigadores todavía no pudieron comprobar que el ataque al diputado y el funcionario haya sido premeditado o producto de un “loquito” que disparó “al azar”, según la hipótesis del abogado Ramiro Rúa que defiende al “Gitano” Fernández y a su hija Estefanía (24), también detenida sospechada de ayudar a escapar a su padre.

Pero una versión que divulgó la Policía señalaba a Estefanía por una relación amorosa extramatrimonial con Yadón, que perdió fuerza con el paso del tiempo. La chica -como el resto de los detenidos- negó conocer a las víctimas del ataque y puso a disposición su celular en el que en una primera revisación no se encontraron comunicaciones ni a Yadón y Olivares como contactos.

El caso también tiene detenidos a Rafael Cano Carmona (50), cuñado del “Gitano” y titular de la cédula azul que la Policía encontró en la guantera del Vento, y a Miguel Navarro Fernández (55), padre de “Cebolla”. El miércoles, está sospechado de ser el tercer ocupante del Vento, ya que una cámara de seguridad del estacionamiento de Mitre al 1400 lo captó bajándose del auto después del crimen. A la vez, Navarro Fernández estaba junto al “Gitano” en Concepción del Uruguay (Entre Ríos) cuando fueron detenidos. Con ellos estaba un nene de 7 años, hijo del “Cebolla”.

La hipótesis sobre el tercer pasajero cobró fuerza este viernes. Según la Policía, testigos e imágenes que forman parte de la causa ubicaron a Navarro Fernández en el auto. A la vez, las cámaras de seguridad detectaron al Vento en la madrugada del miércoles estacionado en el mismo lugar, del que bajaron y volvieron a subir tres personas.

Ese mismo miércoles, una cámara privada captó a Navarro Cádiz junto a su esposa y su hijo salir de su casa con una valija. Según la Policía, ese y el del auto estacionado el día anterior pueden ser indicios de que el ataque fue premeditado. No obstante, según la declaración del “Gitano” Fernández, “Cebolla” estaba “estresado” por problemas en su matrimonio ya que su pareja había viajado a “vender perfumes” a Montevideo.

La última explicación del ataque llegó del lado de la defensa de Navarro Cádiz. El martes su abogado Ramón Arigós deslizó la posibilidad de que alguno de los ocupantes del Vento estuviera disparándole a un tacho de basura hasta que Yadón y Olivares “se cruzaron en la línea de tiro”.

Fuente: Clarín

ÚLTIMAS NOTICIAS