información. televisión. radio.
miércoles 17 de julio 11ºC Buenos Aires
Max: 13ºC | Min: 8ºC
'nForma

Ejercicios para fortalecer los pies. Parte I

Aunque te pueda parecer innecesario, es fundamental para evitar problemas, como dolores nocturnos, tirones y calambres.

Los pies sostienen todo el peso del cuerpo y nos sirven para caminar, Sin embargo, no los tenemos en cuenta como se merecen. El calzado actual los vuelve rígidos o deformes. Los dolores son muy frecuentes y muchas veces no sabemos qué hacer. Deberías llevar a cabo una rutina de ejercicios para fortalecer los pies.

Aunque tienen funciones muy importantes, los pies son los olvidados del cuerpo. Más allá de cortar o pintar las uñas, quitar de vez en cuando las durezas o lavarlos cuando nos bañamos, los cuidados terminan allí.

Si a eso le sumamos el calzado y las medias, el peso que deben soportar a diario y la falta de ejercicio no es difícil entender por qué nos duelen tanto sobre todo por las noches.

Es importante entonces realizar ciertos movimientos diarios para fortalecerlos y evitar dolencias.

1. Extender los dedos

Es un movimiento sencillo para “despertar” los pies. Tenés que hacerlo antes que los demás como un calentamiento.

Ponete en una posición cómoda y sacate zapatos y medias.
Levantá y extendé los dedos lo más que puedas y mantené la postura unos 15 segundos.
Relajá y comenzá otra vez. Hacé tres series.

2. Presionar hacia abajo

Este ejercicio sirve para fortalecer los dedos, los músculos podales y los arcos plantares.

Levantá ligeramente el talón, presiona con los dedos el suelo (mejor si lo hacés sobre una alfombra o una toalla) y mantené unos segundos.
Descansá y presioná de nuevo. Repetir 10 veces.

3. Recoger una lapicera

Te asombrará este ejercicio porque, al principio, no es algo sencillo.

Sentate en una silla con la espalda recta.
Colocá una lapicera o lápiz en el suelo y recogelo con los dedos de los pies.
Dejalo en el suelo, esperá unos segundos y tomalo de nuevo. Hacé 20 repeticiones.
De a poco podés usar lapicera o lápices cada vez más gruesos o de diferentes texturas.

4. Empujar hacia el suelo

Podés usar una toalla o una banda elástica.

Tomá el elemento con las manos desde los extremos.
Apoyá un pie en el centro (sobre los dedos y los metatarsos).
Estirá los brazos y ejercé presión hacia abajo con el pie.
Mantené 10 segundos, descansá y comenzá otra vez. Completá 10 repeticiones.

ÚLTIMAS NOTICIAS