la información que buscás.
sábado, 15 de agosto 16ºC Buenos Aires
Max: 17ºC | Min: 16ºC
TENDENCIAS

En Cannes los grandes hoteles son cosa de película [columna]

19 de julio de 2020

De Catherine Deneuve y Hitchcock, a Grace Kelly y Rainiero.

Carlos Morelli Cine +.

En mayo último, cuando íbamos por los cincuenta días en cuarentena, un colega y amigo me envió por WhatsApp un video en el que un jabalí, en medio de la noche, atravesaba libremente el desierto pero exquisitamente iluminado Boulevard de La Croisette, bellísimo paseo costero de Cannes, y vitrina esencial de su célebre festival cinematográfico, por mucho (y por todo) el más importante del planeta. Su edición de este año se canceló. Pero algún huésped fuera de lo común apareció.

Peces en los canales venecianos, ciervos en la Quinta Avenida neoyorquina, jabalíes en el corazón de la Costa Azul… En este tercer ejemplo de los “milagros zoológicos del coronavirus”, el insólito visitante registrado ofició de guía – en cuatro patas, y al trotecito – por el tramo más significativo de esa arteria: el que incluye a los hoteles “insignia” de la ciudad y de su fiesta mayúscula. ¿Los recorremos juntos?

El Majestic de Catherine Deneuve
El primero (y más cercano al actual Palais du Festival) es el remozado (pero no adulterado) Majestic. Clásico y elegante. Con sus jardines al frente, coronados por una piscina “de película”. Y con su enorme bar, dividido en distintos ambientes, que es – desde la mañana, muy temprano, hasta la madrugada, casi hecha mañana – la cita más concurrida de los festivaleros, fundamentalmente de los asociados al negocio.

Pero no solo de ellos… En “Desquite Fatal”, un “thriller” que Robert Aldrich dirigiera en los 70, una deslumbrante Catherine Deneuve le pedía a su embobado Burt Reynolds; “Llévame a Cannes y sentémonos en la terraza del Majestic a beber Campari.” Como todos los demás que nombraremos, el hotel tiene, enfrente, su playa propia, sede permanente de cenas y fiestas principescas. O, más bién, faraónicas.

El Carlton de Garce y Rainiero
El segundo “grand hotel” mirando al Mediterráneo es el Carlton. Ante todo, postal tradicional del balneario. Con su apariencia de gigantesca torta de bodas. Con su fachada invariablemente invadida durante el festival por las monstruosas publicidades de los “tanques” fílmicos de cada temporada.

Con la marquesina central monopolizada por cada nuevo eslabón de la saga de James Bond. Y con una curiosidad asociada a la “arquitectura erótica”: sus tan familiares cúpulas delanteras son – según la tradición – un tributo de su constructor a los pechos de la Bella Otero (en sus documentos, Carolina Otero).

Aquella mítica bailarina, cantante y actriz (al parecer, también cortesana) de la Belle Époque, nacida en la Coruña, fallecida en Niza, e inmortalizada en el cine por María Félix. Avalando tal leyenda, entre los varios restaurantes del Carlton, uno, muy exclusivo, escondido en la planta más alta, se llama “La Belle Otero”. Pero no quiero seguir demorando el “crédito” mayor del Carlton. Allí Hitchcock filmó con Cary Grant y Grace Kelly “Para Atrapar al Ladrón”.

Un día el rodaje recibió la visita del Príncipe Rainiero. Y, al finalizar el cuento de hadas, la actriz se convirtió en Grace de Mónaco.

El Martínez de los italianos 
El tercer alojamiento de “haute qualité”, el más (relativamente) apartado del Palacio del Festival, es el no menos histórico y espectacular Martinez. Así, sin acento. “Le Martinez”, con sus primorosos detalles de “Art Déco”; con su coquetísimo restaurante “La Palme D´Or” (y con su inolvidable menú homónimo, homenajeando al codiciado premio mayor del certamen); con su piscina, su playa y su muelle; y con su condición de “cuartel general” de las delegaciones italianas. Más dos encantos complementarios. El primero: enfrente, apenas cruzando los canteros de La Croisette, se monta un espectacular “set” para las televisaciones “en vivo”, por donde desfilan (casi) todas las encandilantes luminarias de cada manifestación cinematográfica. El segundo: el bar del hotel tiene un piano que nunca deja de sonar con ejecutantes virtuosos y repertorios inspiradísimos. Durante años el pianista fue el irrepetible Nicolás, un genio de tez oscura, rigurosamente enfundado en un traje “fluo”, con media chaqueta y medio pantalón en amarillo, y con las otras mitades en rojo. Recorriendo las melodías más entrañables de toda la historia del cine, saludaba a cada nuevo recién llegado con un “Bon soir, bienvenue a l´Hotel Martinez!”, rubricado por su amplia y blanquísima sonrisa, y proponiendo un inmediato recuerdo de “su colega” Sam, que en “Casablanca” sacudía a Bogart y a Bergman con “As Time Goes By”.


Y, todavía, el Gran Hotel de los españoles
Para terminar, una admisión: si los tres mosqueteros de Dumas en realidad eran cuatro, los tres grandes hoteles “cannois”, igualmente son cuatro. El mamífero del video pasó puntualmente por el que falta mencionar: el Grand Hotel (no como calificativo, sino como nombre). Está (estuvo desde siempre) entre el Majestic y el Carlton, pegado al viejo Palais (hoy reconvertido asimismo en hotel, y con dos salas subterráneas donde se programan las películas de la prestigiosa “Quincena de Realizadores”, sección paralela del festival), y disimulado al fondo de un extenso y hermoso parque en pendiente. Si uno lo atraviesa, llega a un bloque arquitectónico ancho y delgado, con varios pisos de cuidadas y amplísimas habitaciones, y una planta baja donde el restaurante y, muy especialmente, el bar ofrecen halagos recordables. En este caso, las huestes festivaleras que lo prefirieron tradicionalmente son las del cine español. Otras referencias. Por las noches, el juego de luces del frente es irresistible. Al barman lo hemos visto crecer, y nos ha visto envejecer. Y el Grand Hotel tiene dos accesos: uno para llegar, ostensiblemente, desde el mar; y otro para escapar, discretamente, hacia el centro… o de los paparazzi.

¿Es necesario agregar que, viendo en la pantallita de mi celular cómo se adueñaba del delicioso “tour” que tantas veces yo mismo encaré, sentí envidia del jabalí?

Temas relacionados

ÚLTIMAS NOTICIAS