la información que buscás.
sábado, 26 de septiembre 15ºC Buenos Aires
Max: 16ºC | Min: 15ºC
TENDENCIAS

Energía nuclear, un sector relegado [Informe especial]

7 de junio de 2019

A partir de un informe realizado por IGS y CEPA se analiza el impacto de las políticas del gobierno de Mauricio Macri entre el 2016 y el 2018.

La Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) es un organismo que se enfoca en la coordinación de las  investigaciones y el desarrollo de la energía atómica en nuestro país. La CNEA se encarga de estudiar la importancia estratégica que se le otorgó al sector nuclear en los gobiernos nacionales. En este caso, a través de un informe realizado por IGS y CEPA se puede evaluar el impacto en el sector durante los años 2016 y 2018 de la gestión de Cambiemos.

En ese sentido, el análisis remarca que la devaluación perjudicó el desarrollo de la energía atómica ya que significó un recorte en el presupuesto del sector, que es medido en dólares. Si bien en 2017 se percibe un repunte de las erogaciones respecto de 2016, la reducción se concreta a lo largo del tiempo y particularmente a partir de 2018. En el cuadro se puede observar una caída del 57% del presupuesto destinado a la comisión medido en USD:

Otro dato importante que resalta el informe es que el presupuesto destinado a CNEA en 2019 representa sólo el 0,16% del Presupuesto General de Gastos cuando en 2015 representaba el 0,24%. Esto implica que en los últimos cuatro años se redujo a un tercio la participación del presupuesto de la CNEA en el gasto total del Estado.

Este declive del presupuesto está vinculado con el deterioro de los salarios de los trabajadores del sector. La idea de la política actual fue reducir el salario real a través de la no recomposición mediante paritarias. En el periodo, se registró una pérdida del poder adquisitivo de los empleados del 42% a 44% entre diciembre de 2015 y mayo de 2019.

Además, otra de las consecuencias de las políticas del gobierno actual tiene que ver con la eliminación de la capacitación y formación del personal, lo que desalentó a los trabajadores del sector. En tanto, se promovieron retiros voluntarios provocando la pérdida de valiosos recursos humanos que emigraron tanto a la industria privada como al exterior. Lo que genera un gran déficit estratégico para impulsar políticas de desarrollo.

Finalmente,  la principal consecuencia es le pérdida de jerarquía y autonomía de la CNEA: quedó relegada a
un organismo de quinto orden: la subsecretaría de energía nuclear. En tanto, se cayeron lo proyectos de financiación de energía nuclear por parte de Rusia y se polarizó la de China. En conclusión, podemos decir que el la energía nuclear es un sector relegado.

Con información de IGS/CEPA

ÚLTIMAS NOTICIAS