la información que buscás.
viernes, 18 de septiembre 19ºC Buenos Aires
Max: 20ºC | Min: 18ºC
TENDENCIAS

Entrenamiento HIIT para las rodillas con lesiones. Segunda parte

5 de agosto de 2020

Ejercitar con intensidad, sin lastimarse.

Te ofrecemos seis ejercicios más para entrenar con impacto, rapidez y que se pueden adaptar perfectamente a personas con lesiones de rodillas u otras dolencias.

Leé también Entrenamiento HIIT para rodillas con lesiones. Primera parte

7. Molino de viento

Parate con los pies juntos y los brazos en ángulo hacia la cadera izquierda. Luego, moviéndote con control en lugar de impulso, circulá los brazos hacia arriba y hacia arriba de izquierda a derecha, mientras llevás la pierna izquierda hacia atrás detrás de la pierna derecha en una reverencia. Invertilo en el otro lado.

8. Giros rusos

Centrarse en la parte superior del cuerpo también es una excelente manera de hacer un entrenamiento HIIT sin comprometer las rodillas. Sentado en el suelo, recostate hasta que se activen tus abdominales. Manteniendote en esta posición, mantené los talones en el suelo y presioná las manos juntas en posición de oración, girando de un lado a otro.

 

9. Patadas frontales

Comenzá de pie, con los pies separados al ancho de la cadera. Doblá los brazos frente a vos, en una posición de lucha. Levantá la pierna derecha, doblando la rodilla muy ligeramente, y pateá hacia adelante. Colocá este pie hacia abajo y cambiá al otro. Mantené la misma intensidad y velocidad a medida que completás cada serie de 30 segundos.

10. Arrastre del ejército

Comenzá en una posición plana con los hombros sobre la muñeca y los pies juntos hasta que tu cuerpo esté en línea recta. Doblá tu brazo izquierdo para que quede en la tabla del antebrazo, y luego doblá el derecho, de modo que esté en la tabla completa del antebrazo. Para levantarte, levantá la mano izquierda y colocala sobre la colchoneta debajo del hombro, presionando la palma. Cuando llegues a la cima, colocá tu palma derecha en el piso debajo del hombro derecho, empujando hacia atrás en una tabla llena. Repetir.

11. Sentadillas de pared 

Parate con la cabeza y las caderas traseras contra la pared, con los pies separados por el ancho de las caderas o en sentadilla de sumo. Doblá lentamente las rodillas, deslizate por la pared hasta llegar a una posición sentada, sosteniéndote todo el tiempo que puedas. Mantené tus abdominales contraídos. Este movimiento puede ser lento, pero es una excelente manera de activar todos los músculos entre series.

12. Marcha sin desplazamiento
Para este ejercicio debés realizar el movimiento de caminar sin desplazarte y levantar las rodillas de manera controlada, simulando el movimiento de andar. Al no realizar desplazamiento estaremos reduciendo el impacto en las rodillas. Si querés añadirle una mayor intensidad sólo tenés que sostener dos mancuernas, una en cada mano.

(fotos: herbeauty)

ÚLTIMAS NOTICIAS