información. televisión. radio.
miércoles 17 de julio 12ºC Buenos Aires
Max: 13ºC | Min: 11ºC
'nForma

Entrenamiento para hacer en la pileta

Ponete en forma bajo el agua.

Hay muchas personas a las que les aburre nadar, ya sea porque no se les sale bien o porque no es su deporte favorito. Así que estos ejercicios te motivarán a realizar tu entrenamiento, añadiendo resistencia con el agua de la pileta.

Además, el entrenamiento bajo el agua es una de las mejores opciones para evitar los impactos. Incluso, aumentarás tu fuerza mucular y mejorarás el sistema cardiovascular al enfrentarte a un elemento distinto en tus ejercicios.

Trotar en el sitio
¿Te imaginás correr en el agua?. Uno de los mejores lugares para correr, cuando nos estamos recuperando de una lesión o tenemos un sobrepeso excesivo, es la pileta. El agua servirá para reducir el impacto de la pisada, pero también aportará resistencia suficiente a la parte inferior del cuerpo y elevará tu ritmo cardíaco.

Rodillas arriba (skipping)
Una vez que hayas entrado en calor con el ejercicio anterior, te desafío a aumentar la velocidad. El agua debe estar a la altura de la cintura y tus rodillas tienen que subir lo máximo posible. Hacé todo lo rápido que tu cuerpo te permita. Para hacer que las rodillas altas sean más intensas, sumergite en el agua hasta el pecho y así potenciarás la intensidad en la parte superior.

Jumping jack
Este es uno de mis ejercicios favoritos en tierra. El agua actuará como resistencia tanto para las piernas como para los brazos, potenciando el movimiento, pero siendo de bajo impacto para todo el cuerpo.

Sumergite hasta tener el agua hasta el pecho, comenzá con los pies juntos y las manos a los lados. Saltá con los pies hacia fuera mientras levantás los brazos hacia arriba y afuera del agua.

Elevaciones de pierna
Al igual que en el suelo, las elevaciones de piernas aumentan la fuerza del core y también requieren la activación de los cuádriceps. Apoyate con los codos en el borde de la pileta, y con la panza mirando hacia el cielo. Hacé fuerza con el abdomen y levanta ambas piernas hasta el borde del agua, después bajalas.

Sentadillas con salto
La sentadilla bajo el agua aumenta la intensidad, implicando a tus glúteos, cuádriceps, isquiotibiales y gemelos. Comenzá con el agua hasta la cintura y sumergite para realizar una sentadilla. Con toda la fuerza que puedas, saltá e intenta impulsarte lo máximo fuera del agua.

Pataleo
Con este ejercicio trabajás los músculos de las piernas mientras aumentás el ritmo cardíaco cuando acelerás. Ponete en el borde de la pileta, con el abdomen hacia el agua. Agitá las piernas todo lo rápido que puedas.

Andar en bicicleta
Al igual que los ejercicios de bicicleta en tierra, este ejercicio de abdomen desafiará a tu core y a los flexores de la cadera. Apoyá los codos en el borde de la pileta, con el abdomen mirando al techo. Comenzá a «pedalear» como si estuvieras en una bicicleta.

Saltos pliométricos
El salto pliométrico es de las mejores opciones en tierra, y ahora también lo podés hacer bajo el agua. Notarás una gran activación en los glúteos, isquiotibiales, cuádriceps y pantorrillas.

Con en el agua hasta la cintura, y los pies separados a la altura de la cadera, sumergí el cuerpo hasta estar en 1/4 de sentadilla. Impulsá tus brazos hacia arriba mientras saltás lo más alto posible, levantando las rodillas y volviendo a caer al suelo de la piscina.

Con información de lifestyle

ÚLTIMAS NOTICIAS