la información que buscás.
lunes, 10 de agosto 17ºC Buenos Aires
Max: 17ºC | Min: 17ºC
TENDENCIAS

Especial Cuarentena: encerrados pero felices

16 de julio de 2020

Conversamos con la Dra. Marisa Rodriguez de Behrends sobre quienes disfrutan del aislamiento.

La cuarentena es una situación inédita a la que nunca nos enfrentamos con anterioridad. A todos nos afectó de diferente manera: para la gran mayoría, es un padecimiento.

Para otros, resultó beneficiosa e implicó poder pasar más horas en familia, maratonear series o dedicarle más tiempo a entrenar. Y ahora, no quieren que finalice.

Consultamos a la Dra. en Psicología Marisa Rodríguez de Behrends (MN: 35497) acerca de las personas que se sienten a gusto con el encierro.
“El abanico de respuestas emocionales ante el ASPO es tan amplio como personas hay en el mundo. Esta situación es extraordinaria. Estamos desarrollando conductas de adaptación a una situación nueva e inesperada, lo que implica que en la mayoría de los casos son respuestas normales a una situación anormal. Si bien la mayoría de las personas lo padecen, justamente por ser seres sociables, hay personas que no, y en un punto sienten disfrute al no verse obligadas al intercambio, a tener que ir a trabajar o acudir a eventos sociales”, describió.

-¿Por qué sienten que la pasan bien?
-En general, son personas con baja tolerancia al estrés social, a las que las situaciones sociales les producen estrés. Todo es un abanico entre lo normal y lo patológico.
No podemos decir que esto sea anormal. Hay personas que se estresan por hablar en público, por estar en una reunión. Hay personas que las disfrutan y otras a las que los estresa invitar a 4 personas a la casa y hacer una cena.

Para muchos, el ASPO fue entender lo incómodos que se sentían antes. “Empezaron a darse cuenta que ahora podían disfrutar más estar en su casa, con sus seres cercanos o con una interacción mínima y la pasan bien”, indica la Doctora.

Para muchos, la cuarentena significó poder dedicarle tiempo a la vida en familia.

Hay muchas particularidades dentro del grupo de personas que gozan del encierro. Este disfrute también puede verse favorecido por rasgos característicos de la personalidad, vinculados al gusto por estar solos, ser introspectivos o tímidos, pertenecientes a los “hipo-responsivos emocionales”.

Otros de ellos encontraron un beneficio en la nueva modalidad de trabajo que les presentó esta situación y se sienten cómodas con el “home office”. “También hay personas a las que se les redujo las horas de trabajo, porque o van menos horas, o por ejemplo, hay grupos de personas que van 15 días unos y 15 otros, entonces disfrutan de estar en su casa y de ir al trabajo”, describe Rodríguez de Behrends.


La pandemia de COVID-19 trajo muchos cambios, entre ellos, el teletrabajo.

Volver…¿a la normalidad?
Aún es incierta la fecha en la que la sociedad retornará a su movimiento habitual. Todos nos preguntamos cuando podremos volver a ver a nuestros familiares, amigos, salir a pasear. Pero para los que disfrutan del encierro, este regreso implica otro tipo de incertidumbre.

En el exterior, la realidad es diferente: el tapabocas no puede faltar.

“Quienes se sienten cómodos con el aislamiento creen que les va a costar volver a la interacción social, que es la normalidad. Entonces, desde la Psicología, se trabaja en qué te pasa con la interacción social. Y ayudarlos a afrontar la futura salida de la cuarentena”, sostiene Marisa Rodríguez de Behrends.

La especialista insiste en que no hay que perder de foco lo anormal de la situación. Se cumplen casi 4 meses del ASPO.

(fotos: ap/tec/telam/serargentino)

LM

ÚLTIMAS NOTICIAS