la información que buscás.
martes, 01 de diciembre 28ºC Buenos Aires
Max: 29ºC | Min: 27ºC
TENDENCIAS

Estados Unidos: un experto proyecta de 100.000 a 200.000 muertes

29 de marzo de 2020

Hasta el momento se han reportado oficialmente cerca de 125.000 positivos por el nuevo coronavirus en Estados Unidos, la cifra más alta para un país en el mundo.

Anthony Fauci, experto en enfermedades infecciosas y asesor del presidente Donald Trump frente a la pandemia del nuevo coronavirus, dijo el domingo que entre 100.000 y 200.000 personas podrían morir en Estados Unidos ​por el Covid-19.

“En función de lo que vemos hoy, diría que entre 100.000 y 200.000”, dijo el doctor Anthony Fauci en CNN sobre el posible número de decesos. También habló de “millones de posibles contagios”.

Cauto, el director del Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas recordó, no obstante, que los modelos se basan siempre en diferentes hipótesis.

“Dan el peor y el mejor escenario. Y generalmente la realidad se ubica en algún punto intermedio”, explicó.

“Entre las enfermedades con las que he trabajado, nunca he visto un modelo donde se dé el peor de los casos. Siempre están sobreestimadas”, agregó.

Según la Universidad Johns Hopkins, cuyo conteo de diagnosticados se usa de referencia, hasta el momento se han reportado oficialmente cerca de 125.000 positivos por el nuevo coronavirus en Estados Unidos, la cifra más alta para un país en el mundo.

El número de muertes, 2.191, casi se duplicó desde el miércoles.

De acuerdo con las proyecciones de la Escuela de Medicina de la Universidad de Washington, el pico de la epidemia ocurrirá en torno a mediados de abril en Estados Unidos, con un número de decesos que podría rondar los 80.000 a partir de junio, siguiendo la trayectoria actual.

Según su modelo, este número va de un mínimo de 38.000 mínimo fallecidos a un máximo de 162.000.

En comparación, la gripe mató a 34.000 personas en el país en el transcurso de la epidemia en 2018-2019.

Con su tono calmado y doctoral, Fauci se ha convertido en la voz autorizada del gobierno ante la crisis de la COVID-19, concentrándose en dar declaraciones factuales y científicas, con frecuencia en conflicto con el mandatario, que busca, por su lado, minimizar la situación o prometer una solución rápida a los millones de estadounidenses confinados.

“Camino por una línea floja”, reconoció recientemente al diario The New York Times. “He dicho cosas al presidente que no quiere escuchar y he declarado públicamente cosas distintas de lo que él asegura”.

Así, cuando Trump dio a entender en una conferencia televisada a inicios de marzo que una vacuna estaría disponible de “tres a cuatro meses”, el experto inmediatamente precisó: “No habrá una vacuna, se comenzarán los tests para una vacuna”.

Y agregó: “Como le he dicho, señor presidente, de un año a un año y medio” antes de poder distribuir una vacuna eficaz y segura.

Más recientemente, Trump exhibió con pompa un medicamento antimalaria para usar contra el nuevo virus. Interrogado al día siguiente sobre el tema, Fauci reveló que los estudios sobre la droga eran todavía “anecdóticos”.

Pero el experto minimiza esos desacuerdos públicos. “No estoy en desacuerdo sobre el fondo” con el presidente”, dijo en una entrevista el domingo con Science Magazine. Trump “se expresa de una manera que yo no hubiera escogido porque puede crear malentendidos sobre cuáles son los hechos”, pero en “los temas importantes, él me escucha”, agregó. “Pero yo no puedo lanzarme hacia el micrófono para apartarlo”.

Trump no parece tener nada en su contra. “Es un buen hombre. El doctor Fauci me cae muy bien”, dijo el lunes.

(afp the new york times)

ÚLTIMAS NOTICIAS