la información que buscás.
miércoles, 23 de septiembre 17ºC Buenos Aires
Max: 18ºC | Min: 16ºC
TENDENCIAS

Hipoglucemia en corredores: por qué aparece, cómo se trata y cómo podés prevenirla

9 de junio de 2019

Es clave prevenir si sabemos que vamos a realizar un esfuerzo físico intenso o de larga duración próximamente.

La hipoglucemia o caída de la glucosa en sangre por debajo de los 70 mg/dL, es algo que, si bien no se produce de forma habitual, puede originarse cuando menos lo esperamos como por ejemplo, en medio de una carrera. Te contamos por qué aparece la hipoglucemia en corredores, cómo se trata y cómo podés prevenirla.

Las posibles causas de una hipoglucemia en corredores
Cuando corremos, el principal combustible de nuestro cuerpo es la glucosa circulante en sangre: la que deriva de la comida previa y la que cuando esta se acaba, comienza a salir de los depósitos de glucógeno almacenados en nuestro cuerpo.

Así, si no hemos desayunado o bien, estamos corriendo una maratón o enfrentando otra carrera de larga duración, es probable que necesitemos refuerzos de combustible para que la glucosa disponible no se acabe.

Cuando tanto la que venía de la comida previa como de los depósitos (limitados) se agotan, el combustible que nos queda por usar son las grasas pero tardan mucho más en llegar al torrente sanguíneo como fuente de energía utilizable.

Asimismo, en quienes tienen diabetes tipo 1 la hipoglucemia puede deberse a una mala administración de las cantidades de glucosa (comida) administrada y de insulina.

Una última opción, mucho menos frecuente, es que nos ocurra una hipoglucemia reactiva, es decir, un bajón de glucosa debido a que previamente nos hemos pasado con las fuentes de hidratos y tenemos un pico de glucosa que el cuerpo busca resolver liberando grandes cantidades de insulina a la sangre. Como consecuencia, en medio de la carrera puede ocurrir una caída brusca de glucosa o hipoglucemia reactiva.

En este sentido, podemos acudir a geles de glucosa, bebidas isotónicas o barritas energéticas, pero en todos los casos debemos saber que es probable que si continuamos con el esfuerzo la glucosa vuelva a reducirse y si nos pasamos de geles u otras fuentes de hidratos simples, podemos sufrir una hipoglucemia reactiva o malestar estomacal que también entorpecerá nuestra carrera.

Entonces, lo mejor es detenernos, ingerir alimentos que ayuden a subir al glucosa y seguir recién un tiempo después. Siempre es recomendable también beber líquidos junto a los geles o barritas por ejemplo.

Mejor prevenir que curar
Siempre será mejor evitar el mal momento que implica experimentar una hipoglucemia en medio de una carrera, por ello, es clave prevenir si sabemos que vamos a realizar un esfuerzo físico intenso o de larga duración próximamente.

Una buena forma de evitar hipoglucemias es entrenar con los tiempos que estimamos correremos y establecer lugares o tiempos para reponer energía en forma por ejemplo, de frutas deshidratadas o bebidas isotónicas.

También puede ser de mucha ayuda llenar al máximo las reservas de glucógeno mediante una carga de hidratos, es decir, consumiendo más hidratos que lo habitual los días o semana previa a la carrera de larga duración.

Nunca iniciar un ejercicio intenso o prolongado en ayunas también es clave y debemos considerar que la comida previa a la carrera siempre es mejor bienvenida para prevenir hipoglucemias si se compone de hidratos de bajo índice glucémico o de asimilación lenta como puede ser por ejemplo, una pasta al dente acompañada de hortalizas salteadas, aceite y atún o similares.

ÚLTIMAS NOTICIAS