la información que buscás.
lunes, 10 de agosto 17ºC Buenos Aires
Max: 17ºC | Min: 16ºC
TENDENCIAS

Ideas de “picoteo sano” para el home office

8 de julio de 2020

Alimentos saludables, ricos y crujientes.

En términos de nutrición, la cuarentena nos trajo más variedad, por tener más tiempo para idear recetas, comidas más relajadas para compartir con la familia y tal vez, para muchos, también algunos kilos de más. ¿Por qué? Estamos nerviosos, a veces aburridos, o con un gran estrés por culpa del teletrabajo.

Todo esto nos puede impulsar a caer en la tentación del picoteo, de pequeños snacks entre horas que no estaban motivados por el hambre o por la necesidad del cuerpo de un determinado nutriente, sino sencillamente por la ansiedad o la costumbre.

Si estar todo el día frente a la computadora, o pasar muchas más horas en casa que antes, nos hace pensar automáticamente en aliviar la tensión con un cualquier cosa que tenemos en la heladera, primero tenemos que pararnos a pensar en si realmente tenemos hambre. Para esto, tratá de cambiar de actividad por unos minutos (lo mejor sería una actividad física) y comprobá si la sensación pasa.

Leé también Mindful Eating en tiempos de cuarentena

Si aun así estamos convencidos de que es el momento de comer algo, hagámoslo, pero hagámoslo bien. Ahora que precisamente tenemos más tiempo para cocinar podemos tener una buena provisión de opciones ricas y saludables cuando esa sensación acecha. Dejamos algunas ideas muy fáciles de preparar.

Picoteo 1: Crackers de semillas

Si lo que necesitás es dar a tu cuerpo un plus de energía, qué mejor que las semillas. Podés usar las que quieras, pero te proponemos media taza de semillas de chía, media de semillas de calabaza y media de semillas de sésamo. Mezclalas con un huevo batido y media taza de harina integral, añadí sal y un poco de agua hasta que quede una masa líquida pero consistente. Extendela lo más fina posible, sobre una bandeja de horno y cociná a 180º durante una media hora. Te va a quedar crujiente y perfecta. Para variar podés repetir la misma fórmula pero esta vez con pipas de girasol, frutos secos, semillas de amapola.

Picoteo 2: Chips vegetales caseros

Podemos hacer chips caseros de casi cualquier verdura, sin nada que envidiar en cuanto a sabor a los que nos venden con formas y texturas a veces imposibles, que suelen estar cargados de sal y azúcares. Para hacerlos en casa es conveniente contar con una mandolina con la que cortar muy fina la verdura que queramos: calabacín, boniato, calabaza… O utilizar hojas de kale o de espinaca enteras. Añadimos unas gotas de aceite y un toque de sal, y de nuevo usamos el horno para cocinarlos hasta que estén crujientes, ¡más fácil imposible!

También podés probar hacer chips de queso (el mejor para esto es el parmesano). El procedimiento es el mismo, cortar en tiras, lo más fino que podamos, y hornear. Recordá dejar bastante separación entre unos trozos y otros, porque al derretirse se expanden.

Picoteo 3: Hummus

El hummus de garbanzos es el más común, pero si te resulta pesado o querés evitar las legumbres, te proponemos utilizar remolacha. Vas a necesitar una parte de quinoa por cada cuatro de remolacha, ambas previamente cocidas. Añadí jugo de limón, comino y sal y empieza a batir mientras vas añadiendo aceite de oliva (opcional). Probalo con bastoncitos de zanahoria.

¿Se te siguen antojando los snacks industriales?

(fotos: nexofin/abc)

ÚLTIMAS NOTICIAS