la información que buscás.
martes, 22 de septiembre 18ºC Buenos Aires
Max: 19ºC | Min: 16ºC
TENDENCIAS

Innovaciones tecnológicas de esta década que ahora están en el ojo del huracán ético. [Parte I]

30 de diciembre de 2019

Seis adelantos en discusión por parte de la sociedad.

La tecnología no es buena ni mala, únicamente es un conjunto de técnicas, conocimientos e instrumentos. Pero en esta década que ahora termina hemos visto algunas innovaciones que llegaron con la premisa de intentar mejorar nuestras vidas y han acabado trayendo tantos o más problemas de los que pretendían resolver.

Sea por poner en riesgo nuestra privacidad, por dañar nuestra salud o por generar conflictos, lo cierto es que estas tecnologías han acabado siendo muy criticadas, hasta tal punto que las dudas éticas que generan están haciendo que muchos usuarios se replanteen su uso.

Y es que los avances no son siempre en línea recta. Aquí un grupo de innovaciones tecnológicas que más allá de funcionar bien o haber sido un fracaso, se caracterizan por estar en medio del debate por sus polémicas implicaciones.

Cigarrillos electrónicos

Un estudio del Servicio de Salud Pública de Inglaterra informaba que los cigarrillos electrónicos eran hasta un 95% menos dañinos que el tabaco. Las tabacaleras vieron una oportunidad de negocio en el vapeo y apostaron fuerte por ello. Pero el ‘vaping’ ha vuelto a encender las alarmas después de su llegada a los adolescentes y una misteriosa enfermedad pulmonar relacionada con el uso de los cigarrillos electrónicos que provocó decenas de intoxicados y causó su primera muerte.

Los cigarrillos electrónicos llegaron proclamando sus bondades pero con muchas dudas sobre su repercusión en la salud. Los últimos estudios científicos han aclarado que si bien sí parecen menos dañinos que los cigarrillos tradicionales, están lejos de no conllevar riesgos para la salud.

Loot Boxes

La industria del videojuego encontró en las loot boxes un mecanismo excelente para incentivar las recompensas. Las cajas de botón tienen su origen en el juego chino ‘ZT Online’ y juegan con la relación entre el estímulo y la respuesta para que continuemos probando suerte. Igual que las apuestas.

Un subidón que ha llevado a muchos jugadores a estar cerca de arruinarse y ha abierto el debate sobre su regulación. Desde la Comisión Federal de los EE.UU hasta la Comisión de Juego belga, pasando por autoridades francesas o alemanas; lo cierto es que la batalla legal está abierta y múltiples países quieren controlar estas loot boxes principalmente por su impacto sobre los menores de edad.

Impresión 3D para armar

La impresión 3D tiene múltiples ventajas, pero en 2013 nos levantábamos con la sorpresa de la primera arma de fuego construida con una impresora 3D con el nombre de Liberator. Un trabajo que pronto se expandiría a otras armas de fuego, desde una réplica del Colt CM901 hasta un fusil de combate. Armas capaces de disparar la misma munición real.

En Australia ya están reguladas y en los Estados Unidos, pese a la habitual reticencia a limitar el uso de las armas, ocho estados han presentado una demanda conjunta para detener la difusión de planos digitales de armas.

Reconocimiento facial

¿Estamos listos para el Gran Hermano? La instalación de cámaras en aeropuertos y edificios ha continuado creciendo, pero incluso con la cámara del móvil es suficiente para identificar personas. La sociedad necesita detenerse y plantear este debate. Para la Asociación Española de Protección de Datos: “El tema es más que se hace con las imágenes que si hay cámaras o no”.

Ahora los grandes ‘lobbies’ están presionando para regular el reconocimiento facial y establecer cuáles deben ser las distintas pautas éticas. Desde la GDPR europea ya se prohíbe la recolección de datos biométricos sensibles que puedan ser usados para identificar a la gente y solo a través del consentimiento explícito del ciudadanos se permite esa recolección. Un reglamento que quiere ser ampliado por la nueva presidenta Ursula von der Leyden.

Asistentes de voz

Las máquinas quieren hablar con nosotros, pero no queda claro qué tipo de datos están recolectando sobre nosotros. En cierta forma, es como si los asistentes de voz estuvieran siempre vigilándonos. Productos como Google Home, Siri o Alexa están llegando a nuestros hogares, pero las condiciones de uso son desconocidas para los usuarios.

Y es que surgen varios dilemas respecto a su uso; por un lado el tener un micrófono siempre escuchando susceptible de fallos de seguridad aunque no hayamos dicho la palabra de activación. Y por otro el programa de escucha de fragmentos por parte de terceros, revelando situaciones tan comprometidas como teniendo sexo, haciendo negocios u operaciones con drogas.

Cápsulas para el café

Hamburgo se convertía en 2016 en la primera ciudad en prohibir el uso de cápsulas de café en los edificios gubernamentales. Y es que esta nueva manera de servir el café requería de innecesarios recursos para su fabricación y generan excesivos desechos. Un debate que ha llevado a que marcas de café como Lavazza creen un nuevo polímero capaz de descomponerse. Cápsulas compostables para poner fin a una práctica contaminante y poco sostenible. Un tipo de cápsulas que regiones como Mallorca quieren obligar a que sean las únicas empleadas.

Las cápsulas monodosis se entremezclan con el café y pueden llegar a tardar hasta 500 años en descomponerse. Algunas están fabricadas además en aluminio, un material que requiere una elevada cantidad de energía. Según The Guardian, se consumen 20 mil millones de cápsulas al año. Una enorme cantidad que deberá renovarse al completo para poder ser sostenible.

fuente: xataka

ÚLTIMAS NOTICIAS