la información que buscás.
lunes 17 de febrero 3ºC Ashburn
Max: 5ºC | Min: 1ºC
TENDENCIAS

La historia de Star Wars en los videojuegos [Columna]

18 de diciembre de 2019

Con el estreno de Rise of the Skywalker se vuelve a reavivar el fuego por la saga creada por George Lucas. Pero, lejos de la pantalla grande, La Guerra de las Galaxias tiene una rica historia en las consolas.

Fernando Guida Periodista - Productor TV.

Diciembre es el mes Star Wars, está claro. La fiebre por la obra de George Lucas vuelve a subir este fin de año con el estreno de Rise of the Skywalkers, la tercera película de la nueva trilogía de la franquicia. Por eso, es buen momento para repasar un poco la historia de esta Guerra de las Galaxias. Pero desde los videojuegos.

La reciente llegada de Jedi Fallen Order, el mes pasado, dejó en claro que después de más de 40 años de historia, Star Wars goza de excelente salud en las consolas y las computadoras. El juego desarrollado por Respawn Entertainment es un título de acción para un jugador, ambientado poco después del tercer episodio de la saga cinematográfica. El protagonista de esta nueva aventura es Cal Kestis, un joven Padawan que sobrevivió a la infame Orden 66, el exterminio de todos los caballeros Jedi de la galaxia. En sí, es un juego de aventuras con bastantes similitudes a la serie Uncharted. Lejos de ser una desventaja, las mecánicas del título son muy bienvenidas y el apartado gráfico es impresionante.

Pero esta historia no es nueva: de hecho, para encontrar al primer juego de Star Wars hay que remontarse hasta 1983. Desarrollado por Atari, Star Wars Arcade proponía recrear en primera persona el célebre ataque a la primera Estrella de la Muerte. El juego estaba compuesto por gráficos vectoriales que simulaban un entorno en 3D, pero bastante rudimentario. Si bien hoy tendríamos que usar mucha imaginación para sentirnos Luke a borde de nuestro X-Wing, los gráficos eran increíbles para la época. Además, fue uno de los primeros juegos en incluir voces digitalizadas de los personajes de las películas.

Fernando Guida

Nueve años después, en 1992, JVC publicó para Super NES el Super Star Wars. El juego exprimía al máximo las tremendas capacidades de la por entonces nueva consola de Nintendo. Era un clásico “run and gun” lateral con los inolvidables escenarios de aquella primera película de 1977. A este título le siguieron dos secuelas: “Super Empire Strikes Back” y “Super Return of the Jedi”, que recreaban las acciones de cada película.

Fernando Guida

En 1993 llegó otro juego imprescindible para los fanáticos de la saga: X-Wing, el primer título de una serie de simuladores que se extendió hasta 1999. Aquel primer X-Wing, desarrollado por Lawrence Holland y Edward Kilham para LucasArts, incluía gráficos poligonales e incorporaba el motor de sonido IMUSE, que permitía que la música respondiera a las acciones del piloto. Ese mismo año, Vince Lee desarrolló el impresionante Rebel Assault, un rail shooter con secuencias digitalizadas de las películas y escenarios en 3D pre-rendereados que, para la época, eran una locura. Fue el primer título de LucasArts publicado directamente en CD-ROM y uno de los juegos con mayor presupuesto de la época. Toda una revolución.

Si Episodio I dejó algo bueno -además de Darth Maul, claro- fue Races, un juego que recreaba a la perfección las carreras que vimos en The Phantom Menace. El título, desarrollado originalmente para Nintendo 64, era adenalina pura. Los escenarios estaban muy detallados y la variedad de corredores era increíble, incluyendo a Anakin Skywalker.

Pero si hablamos de juegos buenos de Star Wars no podemos dejar de nombrar a la saga Rogue Squadron. Y, especialmente, al segundo juego de la serie: Rogue Leader. El título desarrollado por Factor Five, exclusivo para la Nintendo Gamecube, nos permitía recrear las batallas clásicas de la trilogía original con un nivel gráfico impresionante. No por nada es recordado como uno de los mejores juegos de aquella consola.

Otro imprescindible de esta saga es Knights of the Old Republic, un juego de rol desarrollado por Bioware. La acción nos lleva a unos 4.000 años antes de la formación del Imperio Galáctico. En este juego, controlamos a un soldado con amnesia que debe proteger a la joven Jedi Bastila Shan del ataque de Darth Malak. Lo más original del título es un sistema de moralidad que va definiendo a nuestro personaje. Nuestras elecciones determinarán de qué lado de la fuerza estamos y eso nos llevará a varios finales diferentes.

Obviamente no podemos dejar de nombrar a la saga Battlefront. Pero los originales, desarrollados por Pandemic a mediados de la década del 2000. El primer juego nos cumplía el sueño de participar en verdaderas batallas campales de la franquicia. Pero lo mejor llegó en 2005, con el lanzamiento de Battlefront II, que superaba en todo a su antecesor. Además de una modalidad online muy divertida, el título contaba con un modo campaña en el que controlamos a un soldado clon a través de diferentes misiones de la Legión 501.

En 2008, los videojuegos sirvieron una vez más para contar una historia original dentro del universo Star Wars. The Force Unleashed presentaba a Starkiller, un aprendiz secreto de Darth Vader. Además de una mecánica insuperable, el juego tenía un guión increíble, que servía de puente entre los Episodio III y IV de la saga principal. Al principio de la trama, Starkiller demuestra ser un guerrero Sith implacable, con un gran control de la Fuerza. Lo interesante es que el estilo de pelea de Starkiller cambia según el lado de la Fuerza al que nos empecemos a acercar. Inclusive, tendremos dos finales diferentes, dependiendo de las decisiones que tomemos.

Lo cierto es que hay más de 100 juegos basados en el universo gigante creado por George Lucas. Estos fueron sólo algunos de los títulos más trascendentes de la franquicia, pero seguramente nos quedaron afuera muchos más. Como siempre, creemos que lo mejor está por venir. Y esperamos que, una vez más, la Fuerza esté de nuestro lado.

ÚLTIMAS NOTICIAS