la información que buscás.
lunes, 21 de septiembre 12ºC Buenos Aires
Max: 12ºC | Min: 11ºC
TENDENCIAS

La OEA propone una segunda vuelta para solucionar la crisis en Bolivia

23 de octubre de 2019

Ante las denuncias de fraude, el gobierno de Evo Morales acepta una auditoría pero no dice si será vinculante

Aunque las elecciones presidenciales del domingo en Bolivia no cumplieron los requisitos básicos para ser consideradas legítimas por la comunidad internacional la mejor forma de resolver la crisis actual sería ir a una segunda vuelta sin que importe el resultado de un recuento. Según la misión de observación enviada a ese país sudamericano por la Organización de Estados Americanos (OEA), «debido al contexto y las problemáticas evidenciadas en este proceso electoral, continuaría siendo una mejor opción convocar a una segunda vuelta».

El director del Departamento para la Cooperación y Observación Electoral de la OEA ante el Consejo Permanente, Gerardo Icaza, ha dicho en una reunión extraordinaria del Consejo Permanente para tratar sobre la crisis boliviana que «toda elección debe regirse por los principios de certeza, legalidad, transparencia, equidad, independencia e imparcialidad». «La Misión pudo constatar que varios de estos principios han sido vulnerados por distintas causas a lo largo de este proceso electoral», ha añadido.

Según el Tribunal Supremo Electoral de Bolivia, con el 96,63% de voto escrutado el presidente Evo Morales gana con 46,04%, seguido por su rival, el expresidente Carlos Mesa, que cuenta con un 37,36%. La ley electoral boliviana establece que para ganar en primera vuelta un candidato debe obtener 50% más un voto o un 40% y una diferencia mayor de un 10% sobre el segundo candidato con más votos.

Ante las irregularidades denunciadas por los opositores a Evo Morales, incluida la suspensión del recuento durante 24 horas, el secretario general de la OEA, Luis Almagro, ha solicitado un análisis de integridad electoral que incluya verificación de los cómputos y aspectos estadísticos y la verificación del proceso y la cadena de custodia.

¿Vinculante?
En principio, el gobierno de Bolivia ha aceptado que la votación y el recuento se sometan a un escrutinio detallado, pero no ha admitido de momento que las conclusiones de esa auditoría sean vinculantes. Tampoco se ha pronunciado sobre la segunda vuelta.

La misión de observación electoral de la OEA en Bolivia la lidera el exministro de Exteriores de Costa Rica Manuel González, y está integrada por 92 observadores de 24 nacionalidades, desplegados en los nueve departamentos del país.

Ante las acusaciones de fraude, los embajadores de EE.UU., Canadá, Brasil, Colombia, Venezuela y Costa Rica han solicitado la reunión del Consejo Permanente de la OEA en Washington. El canciller (ministro de Exteriores) boliviano, Diego Pary, responderá a esas acusaciones presentado el informe sobre la jornada electoral del Gobierno de Morales en otra reunión extraordinaria de la OEA el jueves por la tarde.

La misión de Venezuela (afín al presidente encargado Juan Guaidó, opositor al régimen de Nicolás Maduro) ha leído ante el Consejo Permanente un comunicado facilitado por el candidato Carlos Mesa, que le ha disputado la presidencia a Morales, en el que este expresa su «preocupación por estas irregularidades y sus graves consecuencias sobre la estabilidad y la convivencia democrática del país».

El embajador colombiano ante la OEA, Alejandro Ordóñez, ha denunciado que un supuesto fraude en las elecciones de Bolivia «pone en peligro la democracia en toda la región». «La ciudadanía de Bolivia necesita saber la verdad y exige que se respete el voto depositado por cada persona», ha añadido.

Fuente: ABC

ÚLTIMAS NOTICIAS