la información que buscás.
jueves, 01 de octubre 15ºC Buenos Aires
Max: 16ºC | Min: 14ºC
TENDENCIAS

Macri busca avanzar con el acuerdo político pese a las críticas de Massa y el kirchnerismo

6 de mayo de 2019

El Presidente busca ahora avanzar con reuniones bilaterales con opositores. El líder del FR calificó al Gobierno de terco. CFK hizo saber que no aceptará discutir a libro cerrado

Dos guiños; dos rechazos. La costura del acuerdo de los 10 puntos se volvió una tarea ardua y, trabajosa, para la Casa Rosada. La irrupción, en persona, de Mauricio Macri fue para tratar de inyectarle volumen político a la apuesta.

Este lunes, Macri bosquejará su próximo paso. Analiza una convocatoria legislativa, que operaría a través de Emilio Monzó, para involucrar en el debate al kirchnerismo y a la izquierda.

En paralelo, estudia el modo y el tiempo de una ronda de encuentros con dirigentes opositores para salir del territorio de lo virtual. Podrían ser citas bilaterales aunque la agenda de nombres no está, todavía, definida.

En el proceso de sumas y restas sobre el pacto de los 10 puntos, Martín Lousteau y Juan Manuel Urtubey figuran en la tira del haber. Sergio Massa y Cristina Kirchner -críticos del perfil “electoralista” y sesgado de los llamados- en el debe.

Luego de la charla telefónica con Macri, Massa volvió a cuestionar la postura del gobierno de no realizar una convocatoria “a toda la oposición”.

En un documento titulado “Argentina necesita políticas de Estado, no marketing electoral” y que difundió a través de redes sociales, Massa cruzó a la administración macrista.

“Es un Gobierno terco, que repite una y otra vez: ‘no hay otro camino, es por acá’, pero nosotros sabemos que hay otra manera de hacer las cosas, que hay otras soluciones, que hay alternativa”, expresó el líder del Frente Renovador.

Massa también apuntó contra la Rosada por la difusión de las conversaciones. “El Gobierno filtró a los medios de comunicación que estaría negociando una declaración conjunta con Juan Manuel Urtubey, Miguel Pichetto y conmigo. No fue el anuncio de una negociación real y sincera, sino una nueva operación del Gobierno para distraer y dividir a la oposición. El diálogo no se hace a través de filtraciones de prensa; y los acuerdos no se construyen por WhatsApp”.

Cristina Kirchner, que viajó a sur, pronosticó que el llamado del gobierno es electoral y mandó a decir a los suyos que si hubiese un llamado de la Casa Rosada, no aceptaría discutir a libro cerrado. “Esos diez puntos, no”, explicó un vocero K.

En el entorno de la ex presidenta, que prepara su reaparición pública en la presentación de su libro “Sinceramente” en la Rural, el jueves, se elogió la actitud de Massa y los 10 puntos que, el viernes, difundió Roberto Lavagna para lograr un “Gobierno de Unidad Nacional”.

En el planeta K consideran que la jugada del Gobierno entró en una pendiente y está condenada a licuarse. “Logró mostrar iniciativa política pero puede salirle mal” apuntó un colaborador de la ex presidenta.

En simultáneo, Elisa Carrió se movió en zig zag: su entorno avisó que la jefa de la CC valida la convocatoria institucional pero la despegó de las futuras negociaciones electorales.

“La estrategia política electoral debe ser conversada y acordada en la Mesa Nacional de Cambiemos”, fue el mensaje que trasmitió Carrió.

Hasta acá, el gesto más potente provino del mundo empresario: el Grupo de los 6, que engloba a las entidades que representan a los sectores empresarios de más peso.

Lousteau encarnó la variable positiva. “He hablado con el Presidente y lo noto queriendo entender y trabajar entre todos”, dijo en radio Mitre.

Rogelio Frigerio no descartó, el fin de semana, que haya algún contacto con Cristina Kirchner. Lousteau pareció adelantarse a eso: dijo que la ex presidenta “no dialoga”.

El otro guiño que sumó el pacto de los 10 puntos lo arrimó Urtubey que ratificó su voluntad de dialogar aunque cuestionó que la convocatoria debió ser antes y no puede ser cerrada.

“No es un múltiple choice, por si o no, hay que sentarse y trabajar”, dijo en América 24. Según supo Clarín, Urtubey está dispuesto a concurrir a una cumbre con el Gobierno si lo convocan aunque cree que se deben incorporar temas a la discusión.

La Casa Rosada abre esa puerta. “Pueden ser 5 ó 10 puntos, pueden ser los que nosotros planteamos, o ser otros diferentes. Hay que hablar”, dijeron desde el Gobierno y detallaron que Macri escuchó planteos y pedidos de los dirigentes con los que habló: Massa, Urtubey, Lavagna y Miguel Angel Pichetto.

Lavagna no quedó conforme con la charla con Macri pero da a entender que si hay una convocatoria real y “no marketing”, aceptará un encuentro con el Presidente. El economista fija otra condición: hablar con todos menos con Cristina.

Del peronismo no K falta Juan Schiaretti, que el próximo domingo buscará su reelección en Córdoba y anticipó que hasta la votación no hablará de cuestiones ajenas a la provincia.

Fuente: Clarín

ÚLTIMAS NOTICIAS