la información que buscás.
miércoles 03 de junio 15ºC Buenos Aires
Max: 16ºC | Min: 14ºC
TENDENCIAS

Michel Piccoli: la mano que alumbraba las verdades [columna]

22 de mayo de 2020

Fotos con Historia.

Carlos Morelli Cine +.

Michel Piccoli, uno de los actores, y una de las presencias, más imponentes del cine francés, murió el 12 de este mes. Tenía 94 años y la noticia del deceso se difundió pocos días después. Al recibirla, de inmediato volvieron a mí las imágenes, las palabras y la intensidad de un único, atesorable encuentro sostenido hace exactamente 35 años. Apoyado en esta “Foto con Historia”, lo evoco para ustedes.

Mayo de 1985. Festival de Cannes. Uno de los títulos con los que Francia, dueño de casa, ingresa en la competencia oficial es “Adiós, Bonaparte”, dirigido por el reverenciado realizador egipcio Youssef Chahine, filmado en coproducción entre su país y éste anfitrión, y con un elenco encabezado por Piccoli. La película evoca la invasión de Francia a Egipto a fines del siglo dieciocho, los conflictos entre ocupantes y ocupados, y los choques culturales entre tradición y modernidad. Mientras Patrice Chéreau encarna a Napoleón Bonaparte, Michel personifica a uno de sus generales, Caffarelli, militar sensible y espiritual que entabla una profunda amistad con dos jóvenes nativos.

Al día siguiente de la presentación del film en el Grand Auditorium Lumiére, pude tener una jugosa entrevista con Michel Piccoli durante el largo desayuno que me invitó a compartir en su hotel. Ganador allí mismo, cinco años atrás, del premio al mejor actor por “Salto al Vacío”, de Marco Bellocchio, el gran intérprete empezó declarando su encendido amor por Cannes. Simpatiquísimo, con su vozarrón inconfundible, con su mano derecha utilizada casi como una batuta para coordinar sus rotundos conceptos, el protagonista inolvidable de “El Trío Infernal”, “La Gran Comilona”, “Belle de Jour” y “Las Cosas de la Vida”, me ofrendó un precioso ramillete de opiniones donde la severa profundidad se abrazaba con la auténtica humildad. Y, siempre, con esa mano en alto, como alumbrando sus verdades.

ÚLTIMAS NOTICIAS