información. televisión. radio.
miércoles 17 de julio 12ºC Buenos Aires
Max: 13ºC | Min: 11ºC
'nForma

¿Por qué meditan los deportistas?

Una de las claves es que nos ayuda a concentrarnos en nuestro objetivo

Pau Gasol, LeBron James, Novak Djokovic, Derek Jeter, Misty Mai-Treanor, Kerri Walsh… son solo algunos ejemplos de deportistas de éxito que deben a la meditación parte de sus triunfos y sus logros en las canchas, en las pistas de tenis, los campos de béisbol o la arena del voley-playa. Es uno de los grandes apoyos de muchos deportistas, ya sea a un nivel ultraexigente como es el caso de los deportistas de élite o un nivel más amateur. Y para aprovechar sus ventajas solo basta saber cómo meditar en casa.

Ventajas de la meditación en deportistas
Una de las claves de la meditación para deportistas es que nos ayuda a concentrarnos en nuestro objetivo, algo vital para alcanzar el rendimiento óptimo. Es una forma más de entrenar la mente para focalizar toda la energía y concentración en ese único objetivo, evitando distracciones tanto en nuestra cabeza como externas. Esto es muy interesante por ejemplo cuando estamos bajo presión, ya que al fijarnos en ese objetivo reducimos los niveles de estrés. Hay que convivir con él, pero meditar ayuda a reducirlo.

La meditación también ayuda a reforzar la mentalidad del deportista, especialmente cuando no se logran los resultados buscados. Es una herramienta más para dejar atrás los fracasos deportivos y tratar de buscar el origen o la solución al problema. De hecho, meditar es una excelente forma de encontrar nuestros puntos débiles, algo que siempre conviene mejorar. Y ligado a ello, nos ofrece una estabilidad emocional necesaria tanto en el éxito como en la rutina para actuar de forma fría y reflexiva.

Esta estabilidad emocional o la reducción de los niveles de estrés nos permite dormir mucho mejor, una de las claves para que los deportistas obtengan el mejor rendimiento. El descanso es básico para cualquier deportista, y la meditación es una ayuda más para descansar mejor. Otro aspecto a tener en cuenta de la meditación es que nos permite resistir mejor al dolor, esas pesadas molestias que aparecen siempre en el momento más inesperado y que son todo un hándicap.

Por último hay que destacar que meditar nos ayuda a vencer a nuestros miedos, algo que en el mundo del deporte está siempre presente, aunque lo quieras ocultar. El miedo al fallo, a no cumplir con los objetivos, a no aportar suficiente al equipo, a una caída en el peor momento, a quedarnos en blanco y olvidar los movimientos a realizar, a lesionarnos, a recaer tras una lesión… El miedo no es más que otra forma de presión, y de la misma forma que combate el estrés, meditar hacer frente a un miedo que lastra el rendimiento de los deportistas.

Cómo meditar en casa
Acudir a retiros de meditación siempre es una buena opción para reforzar nuestra técnica a la hora de meditar y mejorar su eficiencia, pero también podemos hacerlo desde casa. En primer lugar, hay que buscar un espacio tranquilo y acogedor, un ambiente que puedas crear con música relajante y una luz tenue que cree el ambiente ideal para meditar. Una vez que tenemos este espacio, nos sentamos en el suelo con la espalda recta -pero sin tensarla- y respiramos hondo, con los hombros y brazos siempre relajados.

Fijá tu mirada en un punto determinado, y dejá que desaparezcan las distracciones. Observá cómo pasan tus pensamientos, pero no los juzgues ni los retengas. Dejalos pasar para luego crear nuevos pensamientos e imágenes positivas de vos mismo. Visualizalos durante unos minutos, y por último cerrá los ojos unos minutos, en un silencio completo antes de acabar la sesión. Meditando unos 30 minutos al día, verás como a partir de las 3 semanas aparecen los primeros resultados y tu rendimiento mejora.

ÚLTIMAS NOTICIAS