la información que buscás.
viernes, 10 de julio 11ºC Buenos Aires
Max: 11ºC | Min: 10ºC
TENDENCIAS

¿Qué nos está pasando en la piel?

25 de mayo de 2020

Con la cuarentena, aumentaron los brotes de acné, hay mayor grasitud, resequedad y opacidad.

Estas semanas de encierro no solo afectaron nuestros hábitos y obligaciones diarias, sino también la mente y la piel. El estrés, la falta de exposición al sol y el cambio en la alimentación son los principales responsables. ¿Qué debemos evitar y que soluciones podemos encontrar en casa?

La Técnica en Cosmiatría, Cosmetología y Estética, Lourdes Bazán, le explicó a biei los principales motivos de este cambio.
“Con la cuarentena, muchas personas están sufriendo ansiedad. Nos tiene bastante estresados y genera que se disparen los niveles de una hormona llamada cortisol”, describió. “Este aumento va a generar alteraciones en la piel, inevitablemente. También puede afectar a la caída del pelo”.

“La piel es el órgano más grande del cuerpo. Siempre se va a ver afectada por nuestro entorno. Lo refleja bastante”, añadió la profesional. “El cortisol provoca ciertas alteraciones en la dermis, dependiendo del tipo que tengas. Más opaca, deshidratada, brotes de acné, más oleosa, grasosa. Las personas que se cuidan incluso lo pueden llegar a notar”.

Estar adentro durante tanto tiempo y no absorber vitamina D, es otro de los factores. “Es importante aclarar que siempre que nos expongamos al sol usemos protector solar, pero aunque sea 15 o 10 minutos por día, está bueno que se asomen al balcón o ir al patio y de esa forma ayudemos a que no ocurra un déficit de esta vitamina”. El aumento de la exposición a la luz azul de las pantallas también puede provocar daño en el cutis.

Se debe tener en cuenta el cambio en la dieta y el sueño. “La ansiedad puede provocar una alteración en la alimentación. Por otro lado, la falta de sueño genera un aumento de citoquinas proinflamatorias y radicales libres, que provocan envejecimiento y un deterioro en la función de barrera de la piel”, describió.

¿Qué no debemos hacer?
Para paliar esta situación desde el hogar, surgen muchas ideas (y no siempre son las mejores). “La gente pasa mucho tiempo en internet y pueden llegar a ver cualquier tipo de información. Hay algunas máscaras caseras que puede que le funcionen a algunas personas pero todas las pieles son distintas y eso no quita que puedas tener una reacción alérgica”, advirtió la dermatocosmiatra.

“Sería un problema, porque hay que tratar de evitar salir de casa y tendrían que ir al médico. No estoy muy a favor de la mascaras ni pulidos caseros porque detrás de un producto que sale a la venta hay mucho trabajo profesional atrás, incluso tienen que estar avalados por la ANMAT”.

“Si nosotros queremos armar algo, no va a haber ningún estudio que verifique que no nos va a pasar nada malo. Yo aconsejaría que hablen con un profesional, algún dermatólogo o cosmiatra y que traten de indicarles qué producto es el mejor, incluso de farmacia, aunque sea por estos días”, sugirió Bazán.

Emergencia
¿Y qué pasa si estando en casa nos agarra un brote de acné? “Tratemos de no tocarnos, no pellizcarnos, no reventarnos todas esas lesiones, porque podemos dejar marcas, manchas. Justamente ahora es un momento en el que tenemos que dejar descansar nuestra piel y no sobrecargarla con mucha higiene ni tampoco con mucha cantidad de productos”, indicó la profesional.

Si se nos pone muy grasosa, brillante, “lo que yo recomiendo es que no se laven el rostro más de dos veces por día, que traten de no toquetearse. Usen productos bien livianos, y mientras menos cantidad, mejor”.

“A veces algunos creen que no tienen que usar crema hidratante, pero al contrario. Hay en gel, que también controla un poco la oleosidad. Es cuestión de encontrar un producto que sea indicado”, refirió la cosmiatra.

No hay que restarle importancia al cuidado de la piel, incluso en estos días en los que no debemos asistir a compromisos.

Finalmente Lourdes Bazán afirma… “Muchos piensan que por no salir o no maquillarse, la piel no necesita ser higienizada. La limpieza facial, de día y de noche, no se negocia. También es importante cambiar las fundas de las almohadas y ventilar ambientes, ya que todas las partículas de nuestro entorno se depositan en nuestra piel”.

Agradecemos a Lourdes Bazán. Instagram: cosmiatria.lourdesbazan

(foto: mcs)

LM

Temas relacionados

ÚLTIMAS NOTICIAS