la información que buscás.
lunes 17 de febrero 3ºC Ashburn
Max: 5ºC | Min: 1ºC
TENDENCIAS

Qué son los ejercicios excéntricos y para qué se utilizan

24 de diciembre de 2019

Los profesionales del deporte suelen emplearlos para mejorar el rendimiento de sus deportistas.

Los ejercicios excéntricos se aplican en diversos contextos: entrenamiento, prevención y tratamiento de lesiones. Su uso lo fomentan actualmente desde entrenadores de fútbol hasta rehabilitadores de pacientes con enfermedad de Parkinson -un reciente estudio revela que pueden servir para reducir el temblor de la mano-, aunque lo cierto es que se utilizan desde siempre. De hecho, todos los practicamos en algún momento. “Este tipo de ejercicio lo experimentamos sobre el músculo cuádriceps al bajar escaleras o sentarnos en una silla muy lentamente”, apunta José Casaña Granell, secretario general del Consejo General de Colegios de Fisioterapeutas de España (CGCFE).

El ejercicio excéntrico puede definirse, según este experto, como aquel que “emplea contracciones excéntricas para su realización y es conocido también como trabajo negativo”. Durante la realización de un movimiento podemos emplear diversas contracciones musculares, como la isométrica, la concéntrica y la excéntrica. Esta última es aquella en la que, tal y como expone Casaña, “el músculo se elonga bajo tensión, generando una acción de frenada”.

Diferencia entre contracción concéntrica y excéntrica
Un movimiento muscular se puede realizar, entre otras, de manera concéntrica o excéntrica:

Concéntrica
El músculo se acorta cuando se contrae, efectuando el movimiento en contra de la gravedad. Cuando se hace trabajo con pesas, la tensión que ejerce el músculo es superior a la resistencia de la carga.

Excéntrica
El músculo se alarga cuando sigue contraído, siendo el movimiento a favor de la gravedad. La clave está, por lo tanto, en frenar el movimiento. Se utiliza esta fuerza al correr cuesta abajo o al bajar escaleras. La tensión que ejerce el músculo es inferior que la resistencia.

Prevención de lesiones
Entre las distintas utilidades de estos ejercicios destaca la preventiva, sobre todo para evitar las lesiones musculares y tendinosas. “Las localizaciones más habituales son el tendón de aquiles, el rotuliano, el manguito de los rotadores y los tendones de los epicóndilos medial y lateral del codo”, enumera el fisioterapeuta.

En el ámbito muscular, donde más se emplea es en los isquiotibiales. Casaña cita un estudio llevado a cabo con casi 1.000 futbolistas que demostró “que la realización del ejercicio excéntrico nórdico en esta musculatura durante 10 semanas reducía el 70% de lesiones nuevas y recurrentes”. Otros estudios con futbolistas revelan disminuciones similares de las lesiones.

Tratamiento de lesiones
En el ámbito terapéutico, la evidencia científica muestra que el ejercicio excéntrico en las tendinopatías ayuda a su recuperación funcional y a disminuir las recaídas. También se utilizan para tratar lesiones musculares y miotendinosas (unión del músculo y el tendón).

El experto recalca que, aunque se suele aludir con mayor frecuencia a estos ejercicios desde el ámbito deportivo, también se emplean para el tratamiento y la rehabilitación de pacientes con distintas patologías. Por ejemplo, en la insuficiencia coronaria se practican “con el objetivo de mejorar la funcionalidad minimizando el estrés cardiovascular”.

Hay investigaciones que demuestran que los excéntricos son especialmente convenientes y bien tolerados por las personas mayores, ya que este tipo de contracción muscular presenta dos propiedades únicas:

Bajo coste energético.
Mayor producción de fuerza a menor activación, lo que supone una mayor eficiencia.

Entrenamiento con excéntricos
Los ejercicios excéntricos también se emplean como método de fortalecimiento. “En este contexto, los profesionales del deporte suelen emplearlos para mejorar el rendimiento de sus deportistas”. Algunos de los deportes en los que más se emplean son el fútbol, el triatlón y algunas especialidades del atletismo.

fuente: cuidateplus

ÚLTIMAS NOTICIAS