la información que buscás.
sábado, 19 de septiembre 15ºC Buenos Aires
Max: 16ºC | Min: 14ºC
TENDENCIAS

Según los científicos, van a aparecer nuevos virus peores que el coronavirus

13 de abril de 2020

La deforestación, el cambio climático y el comercio ilegal de animales salvajes son las principales causas que han llevado a la propagación de numerosas infecciones virales.

La alarma que encienden los expertos nos preocupa a todos. Y es que al parecer el coronavirus es sólo el comienzo de un ejército potencial de nuevos virus que está a la vuelta de la esquina.

Desde principios del siglo XXI la humanidad ha conocido tres brotes virales causados por coronavirus: SARS, MERS, y ahora COVID-19. Pero estos brotes son sólo la primera parte de lo que se avecina.

Los científicos están convencidos de que estos coronavirus no son más que el inicio de la llegada de un ejército de potenciales nuevos patógenos destinados a propagarse en el futuro. Hay millones de virus que son el hogar de algunas especies animales, y esto no es nada nuevo, pero la continua interferencia humana en sus hábitats naturales puede conducir al inevitable origen futuro de otras epidemias letales.

La alarma de los científicos: van a aparecer nuevos virus peores que el coronavirus
La deforestación, el cambio climático y el comercio ilegal de animales salvajes son las principales causas que han llevado a la propagación de numerosas infecciones virales de los animales a los seres humanos. Esta es la opinión de los expertos. El estrecho contacto entre los humanos y los animales salvajes, a través de la abrumadora invasión humana de sus hábitats naturales, promueve la propagación de las enfermedades que ellos portan.

Para demostrarlo, un equipo de científicos utilizó modelos matemáticos para estimar el posible número de virus desconocidos que los animales pueden transportar, siendo el resultado que hay alrededor de 1,7 millones. El mismo modelo matemático predijo que de estos, alrededor de medio millón podrían causar potencialmente otras epidemias desastrosas en el futuro.

El epidemiólogo Dirk Pfeiffer explicó que la transmisión de animal a humano siempre se ha producido, pero que fueron las actividades humanas las que hicieron que el fenómeno se repitiera de alguna manera. La creación de grandes aglomeraciones urbanas, infraestructuras y redes de transporte ha provocado un desequilibrio en determinados ecosistemas y un peligroso acercamiento a zonas vírgenes (como los bosques), es decir, a los animales salvajes que habitan en ellas y a los patógenos que albergan. Si no se toman medidas para contener este problema, otros virus mortales podrían propagarse entre la población mundial.

Controlar la propagación de los virus: Las soluciones
Según un informe del PNUMA, Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, sería deseable el retorno a un ecosistema intacto para limitar la propagación de enfermedades. La presencia de diferentes especies animales hace más difícil que un patógeno se propague rápidamente. Sin embargo, el cambio climático y la industrialización han provocado una reducción de la biodiversidad y la contaminación del medio ambiente natural, que son las principales causas de epidemias como la que estamos experimentando ahora.

Saber esto puede no ayudar a erradicar la epidemia de COVID-19, pero puede ser útil en el futuro para evitar adoptar soluciones equivocadas o inútiles. Después del SARS, por ejemplo, China adoptó un plan de exterminio de la civeta, pero ciertamente no impidió el nacimiento de un nuevo coronavirus.

Temas relacionados

ÚLTIMAS NOTICIAS