la información que buscás.
viernes, 18 de septiembre 19ºC Buenos Aires
Max: 20ºC | Min: 18ºC
TENDENCIAS

Semana de anuncios en el Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad [Giselle Muñoz]

15 de agosto de 2020

Presentación del Plan de Obras Públicas con perspectiva de género y el Programa Cuidar en Igualdad.

Giselle Muñoz Licenciada en Sociología (UBA), Posgrado en Políticas Públicas y Justicia de Género (CLACSO).

En los anuncios realizados esta semana por Elizabeth Gómez Alcorta se comenzó a ver la perspectiva transversal de trabajo que se quiere generar desde el Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad para abordar las desigualdades sociales existentes entre hombres, mujeres y diversidades. Desde el lugar institucional que ocupa dentro del poder ejecutivo, este Ministerio tiene la inmensa y difícil tarea de diseñar políticas públicas en conjunto con el resto de las carteras y poderes del Estado, entendiendo que la agenda de la equidad e igualdad de género no puede limitarse sólo a su Ministerio, ya que ello sería desconocer que los problemas de las mujeres atraviesan todos los ámbitos de la vida, en todo el entramado social.

Junto con el Ministerio de Obras Públicas, el martes pasado se presentaron medidas para el desarrollo de obras orientadas a promover la paridad laboral en el sector de la construcción. Este sector históricamente se desarrolló con una preponderancia masculina y una enorme brecha de desigualdad para las mujeres, fundada en estereotipos que las ubican a ellas como débiles y sensibles para realizar este tipo de tareas, contrariamente a las características atribuidas a los varones, culturalmente fuertes y aguerridos.

Estas representaciones simplificadas e incompletas que pretenden caracterizar a los grupos de personas, no hacen más que atribuir a las diferencias basadas en el sexo biológico un estatus de superioridad para los varones e inferioridad para las mujeres, convirtiendo la diferencia sexual en discriminación de género y desigualdad social.

Por ello este anuncio es tan importante. Porque aborda las brechas de desigualdad desde lo productivo y desde lo simbólico cultural. Desde lo productivo porque la obra pública es una política que fomenta el crecimiento económico y la creación de empleo, dando cuenta que las mujeres también podemos planificar, construir y ejecutar obra pública. Desde lo simbólico porque acciona en un sector en donde la participación de las mujeres es mínima e impensada en el horizonte de oportunidades que se nos habilita culturalmente. Las obras que se comenzarán a desarrollar no sólo otorgarán trabajo a bastos equipos de mujeres sino que además, entre las obras que se planifica construir, se encuentran tres Centros Integrales para la Mujer en las provincias de Tierra del Fuego, Chubut y Neuquén y los dos primeros Centros Territoriales de Políticas de Género y Diversidad, en el partido bonaerense de Quilmes y en la ciudad de Santa Rosa La Pampa.

Cuando las mujeres pedimos igualdad muchas veces escuchamos argumentos del tipo “¿Seguro que quieren igualdad? Miren que no es fácil salir a la calle a laburar, a levantar bolsas de cemento y trabajar 8 horas seguidas”. Como si las mujeres fuéramos ajenas al trabajo y a lo que implican sus muchas veces extensas y agotadoras jornadas. Las conocemos muy bien e incluso mucho más que aquellos que desarrollan sus actividades exclusivamente en el ámbito productivo. Este tipo de respuestas, seguramente motivadas por el temor que puede generar nuestra libertad, desconoce que dentro de nuestras reivindicaciones pedimos que se nos reconozca como iguales en la diversidad que nos caracteriza. Y en este sentido, es importante el enfoque que se le va a dar a esta política, desde ambos Ministerios, fomentando el financiamiento para proyectos de infraestructura y servicios vinculados a las tareas de cuidados, con recomendaciones para los gobiernos municipales, provinciales y contratistas.

El segundo anuncio de la semana, en sintonía con el primero, tiene que ver con el lanzamiento de la campaña “Cuidar es igualdad: Necesidad, Derecho y Trabajo” impulsada también desde el Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad en coordinación con la mesa interministerial de Cuidados (conformada por 12 organismos del Poder Ejecutivo Nacional, entre ellos el Ministerio de Trabajo, de Desarrollo Social, de Economía, de Educación, el PAMI y el INAES). La campaña tiene como objetivo promover el intercambio colectivo acerca de los cuidados con una perspectiva de género, desde una visión federal y territorial. Busca una sensibilización en cada Ministerio para empezar a darle visibilidad a estas tareas, entendiéndolas como un trabajo y un derecho para aquellxs que la ejercen, fomentando la corresponsabilidad, la capacitación y el reconocimiento de su esencialidad para el sostenimiento de la vida.

Si bien este anuncio aparece como una apuesta a largo plazo, su importancia radica en que se le otorga un marco institucional al debate en clave de educación popular feminista y en coordinación con sindicatos, movimientos sociales, universidades y municipios de todo el país.

Estos temas no son novedad para los movimientos feministas que históricamente vienen discutiendo las formas de organización social, económica, doméstica y cultural que sostienen al patriarcado. Pero el impulso adoptado en los últimos años generó que estos debates comiencen a ocupar espacios institucionales que plasmen en políticas públicas concretas la agenda de reivindicaciones promovidas desde los feminismos. Esa es la inmensa tarea que tiene por delante el Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad, incorporar los planteos a la dinámica del Estado, jerarquizar su posición y exigir el presupuesto necesario para ejecutar sus acciones.

ÚLTIMAS NOTICIAS