la información que buscás.
jueves, 24 de septiembre 19ºC Buenos Aires
Max: 20ºC | Min: 18ºC
TENDENCIAS

Tablets y celulares y la columna cervical

5 de junio de 2019

La causa más común de dolor cervical son las lesiones de las partes blandas.

Hoy en día, la cervicalgia es una de las molestias más comunes y suele deberse a sobrecargas musculares provocadas por hábitos desaconsejables y posturas cotidianas. El dolor de la columna cervical es muy prevalente, sobre todo en la población sedentaria.

La columna cervical se caracteriza por ser muy flexible y por permitir una mayor movilidad que cualquier otra zona de la columna vertebral. Por este motivo es frecuente asiento de dolor, ocupando el segundo lugar de localización de sensación dolorosa después de la parte inferior de la espalda.

En ocasiones se trata de un dolor localizado en el mismo cuello y otras veces es un dolor que se extiende a los brazos, a la cabeza o a la espalda. La persona puede sentir hormigueo y adormecimiento en los dedos de la mano, dolor en la nuca o mareo y náuseas.

El dolor cervical puede ser el resultado de anomalías en las partes blandas, músculos, ligamentos, discos y nervios, así como en las vértebras y sus articulaciones. La causa más común de dolor cervical son las lesiones de las partes blandas, debidas a traumatismos o deterioro progresivo.

Tablets, celulares y columna cervical
La utilización de tablets y celular no tiene por qué influir en el dolor cervical, va depender de la posición en que se emplea, del tiempo de uso y de la musculatura cervical que tiene el usuario, todo ello está condicionado e influido por los cambios degenerativos que tiene cada paciente, que pueden facilitar el desarrollo de los síntomas dolorosos.

Para hacer un uso responsable y menos dañino para la columna cervical de la tablet y el celular se debe evitar posturas de flexión cervical durante periodos prolongados, pero lo más importante es la prevención, mejorando la musculatura cervical.

¿Cuál es el tratamiento del dolor cervical?
El tratamiento para el dolor cervical se basa en antiinflamatorios, analgésicos, relajantes musculares o miorrelajantes y fisioterapia. En concreto, indica que la toma de remedios antiinflamatorios en caso de dolor cervical debe hacerse solo si este dolor se hace persistente o la intensidad lo justifica.

Sobre el abordaje fisioterapéutico, decir que ayuda en el control y tratamiento de las molestias cervicales. Favorece la relajación de los músculos y mejora la movilidad cervical. Para conseguir ese propósito, se recurre a la realización de masajes en el cuello, junto con terapias locales que proporcionan calor.

La clave está en la prevención mediante ejercicios de fortalecimiento de la musculatura cervical (denominados isométricos) y una tonificación muscular global.

Como principales medidas de salud postural se recomienda sentarse en sillas con respaldo y evitar levantar pesos.

Con información de cuidateplus

ÚLTIMAS NOTICIAS