la información que buscás.
lunes, 18 de enero 26ºC Buenos Aires
Max: 27ºC | Min: 25ºC
TENDENCIAS

Todo al revés [Diana Deglauy]

22 de noviembre de 2020

Mientras lo urgente tapa lo importante, se escapan soluciones que necesita la ciudadanía.

Diana Deglauy Periodista.

A menudo, me encuentro repitiendo que el sentido común esta en extinción. Pero… ¿qué es el sentido común? Las diferentes definiciones que se pueden encontrar explican que se trata de conocimientos y creencias compartidos por una comunidad y considerados como prudentes, lógicos o válidos. ¿Varía lo razonable según la cultura de cada comunidad, la generación o la función que cada persona cumple en la sociedad? Puede ser.

La historia de Diego Jiménez y su hija Abigail, una nena enferma de cáncer, demuestra que el criterio y el sentido común no esta definido. Ni tampoco está atravesado por la Humanidad. Diego tuvo que cargar a su hija en brazos para cruzar la frontera de Tucumán e ingresar a Santiago del Estero después de que un policía se lo impidiera por no contar con la documentación necesaria. Trascendió la imagen del padre. Se conmocionó la opinión pública. Señalan el mal accionar del policía. Piden explicaciones de la política. Aparecieron los cuestionamientos a las medidas por la pandemia. Pero no se analiza la nula capacidad de resolución de eventos excepcionales.

Tampoco lo hizo el gobierno de Santiago del Estero, que salió al cruce de esa versión y asegura que el hombre caminó unos pocos metros y esperó 20 minutos a que llegue la documentación. ¿Eso justifica el mal momento de una nena de 12 años con cáncer? Hay algo que no esta bien. Hay muchas cosas que no están bien. ¿Dónde está el Estado, la gobernación, la intendencia que debe de cuidar a los ciudadanos, que debe garantizarles facilidades en momentos críticos? Los argentinos naturalizamos que tenemos que arreglarnos como podemos. Solos.

Y para colmo, en el país del revés, todo se esfuma ante la terrible noticia de un banquero que se muere al caer su helicóptero. La sensación del momento deja afuera el análisis todos los temas que ocuparon la atención pública en la semana.

En reiteradas oportunidades nos envuelve la discusión de turno, la vorágine. Quedó atrás la polarizada discusión sobre el Aporte Solidario a las grandes fortunas, el cambio de metodología para nombrar un nuevo Procurador de la Nación, la quita de la coparticipación de la Ciudad, el aumento de impuestos a los porteños, la pandemia, la vacuna. La muerte de Jorge Brito, también dejó en segundo plano el caso de Abigail.

Lo urgente tapa lo importante. La noticia de último momento nos enceguece. Nos hace perder de vista que la política tiene que buscar herramientas para solucionar los problemas de la ciudadanía. Porque mientras los dirigentes se pelean entre ellos, trascurren miles de historias como las de Abigail y sus padres. Y cada uno se las arregla como puede o se resigna y se pelea sin mucho por hacer ante la falta de criterio.

El policía santiagueño no tuvo sentido común, tampoco algún superior que pueda resolver con criterio. El gobierno de Santiago del Estero salió al cruce mediático en lugar de dar soluciones. El oficialismo y la oposición se la pasan discutiendo en lugar de construyendo. Me pregunto ¿Por qué? Y “me dijeron que en el reino del revés, nada el pájaro y vuela el pez”.

Temas relacionados

ÚLTIMAS NOTICIAS